martes, 9 de octubre de 2007

Antes de que Llegue el Jefe...

Apartir de esta semana, quiero comenzar a llegar a la oficina a las 7:30 am EST, para poder revisar correo y poder hacer algunas cosas, que durante el dia sencillamente es imposible.

Es justo dar una disculpa por la ausencia; y aunque no hay pretexto que valga, la realidad es que mi tiempo es contado. La verdad es que he tenido una infinidad de temas de los que podria hablar. El problema ha sido que la computadora se ha vuelto mi herramienta de trabajo; o sea, ya no la uso para otra cosa, si no para revisar el correo del trabajo, codificar y estar comunicado con la gente de la chamba. Lejos de eso, cada ves le hayo menos uso, con eso de que la mayoria de mis necesidades de comunicacion personal las satisfago con la PDA. Insisto, solo me hace un poco mas de practica para bloggear desde la BB, solo que es complicado.

Creanme, salgo del trabajo y lo ulitmo que quiero es hacer una llamada o teclear algo. Diario, trabajo en promedio 10 horas netas, y durante todo ese tiempo, o estoy en una llamada o estoy teclando, ya sea un programa, correo o dando instrucciones por el messenger. He llegado al punto de ser sumamente breve en todo eso: las llamadas, los correos y los mensajes. Por eso, cuando llego a... dije casa? Bueno, llamamosle "casa"... cuando llego a la "casa" de ultimo que siento ganas es de prender la lap para ver quien esta conectado, o comenzar a mandar correos para dar y pedir noticias. De hecho, siento que el Facebook me va a quitar tanto tiempo, que solo entro para cancelar los 100 requests de aplicaciones que me mandan y autorizar a la gente que me agrega... y nada mas, porque si me pongo a ver fotos y dejar mensajes, ver los amigos de los demas - a ver si encuentro algun conocido, o algo asi - pierdo horas... habra quien diga que tambien pierdo mi tiempo haciendo historias de las caras que ponen en las fotos (ay Martha, puros desfigures).

Para un existencialista como yo, vivir todo lo que me ha tocado es un semillero de oportunidades de aprender y crecer. La verdad es que el 2007 ha sido un anio fuera de lo comun... sumamente fuera de lo comun. Ha sido como, como... como una caja de dulces (ok, mala comparacion). Ok, cada dia ha sido como una funcion de teatro: todos distintos*.

No voy a hondar en detalles de aprendizajes, ni tampoco en las cosas relevantes que me han ocurrido. Es solo que necesitaba escribir otra vez y quise hacerlo antes de que llegara mi jefe.

---------

* Como parte de la magia que envuelve al teatro, esta el lograr que cada funcion sea distinta. Asi, cada funcion, se vuelve como un concierto de Jazz (o el Blues), en que dependiendo del lugar, el anio y los musicos, aunque la cancion sea la misma, su ejecucion siempre sera distinta. De ahi que sea importante grabar las distintas "versiones" de una misma interpretacion.

Lo mismo ocurre en teatro: aunque se dicen las mismas palabras, se hacen los mismos movimientos, se viste la misma ropa, se esta con los mismos actores una y otra vez... cuando se logra que cada funcion sea distinta, entonces jamas el actuar es monotono, si no que cada funcion se vuelve unica y autentica e irrepetible... como cualquier episodio de la vida.