jueves, 18 de octubre de 2007

Entre aeropuetos te veas - Ciudad de México

Regreso al DF después de como dos años; ahora su que ni de paso me había pasar.

Estoy en el aeropuerto y por primera vez llegué en vuelo
internacional. Así que la logística fue distinta. Pero antes de llegar
al aeropuerto, pues es obvio y necesario, el avión dio toda una vuelta
sobre la ciudad. ¿Quién diría que la manchita que se ve de tan alto,
es la ciudad más grande del mundo? De hecho una vez que puse pues en
tierra comencé a sentir los efectos de la altura y la contaminación.

Dormí todo el viaje desde Charlotte hasta acá; obvio que cuando salí
del avión sin estaba en un estado de zombiismo agudo. Por eso,
habiendo salido del túnel a la sala de osajerós, que me doy cuenta que
no traigo a la mano mis boletos. Pues las chicas de limpieza y
seguridad, muy amablemete regresaron al avión - porque yo ya tenía
prohibido regresar al avión - para buscar mis boletos... Sin éxito.

Guardia: oiga joven, ¿no lo traerá en su mochila?
Chahuistle: no, no, èn la mochila no lo puedo traer porque...

Y no he acabado la frase - mientras revisaba la mochila - cuando veo
los boletos dentro de mi bulto. La chava no se dio cuenta, le di las
gracias por su ayuda y le dije que iría a la aerolínea a ver que se
podía hacer.

En este momento voy abordando...