miércoles, 11 de marzo de 2009

Ver A Través de la Gente

Siempre he dicho que soy una mezcla de mis padres. De mi madre heredé algunas habilidades, como una especie de intuición; mi madre hubiera sido un excelente detective o psicóloga, por esa capacidad para poder cosas no tan obvias.

No es que pueda leer mentes, más bien es una capacidad para poder ver, en ciertos detalles, cómo es la gente. No leo auras, sino gestos y actitudes en la gente; bien dicen ‘que una señal dice que más que mil palabras’.

Mi mamá incluso podría ‘adivinar’ algunas cosas antes de que ocurrieran; podría saber qué pasaba con una sólo pista. Incluso puede obtener una idea acertada de una persona, sin conocerla mucho, y equivocarse al respecto sólo cuando deja que cosas externas afecten su juicio. Sí, madre es como una bruja.

Así como ella, puedo ver algunas cosas. Es el poder de la observación a través de las personas; poder ver a las personas más allá de cómo quieren verse a nosotros.

Ese tipo de habilidades son la mayoría del tiempo una bendición, pero de vez en cuando me causan diarrea y dolor de cabeza.

Lo pondré en una situación práctica para que me entiendan. Todos tenemos una “amiga” a la que queremos bastante, lo suficiente para querer que se vuelva nuestra relación con ella ‘más que una amistad’. Desgraciadamente, un fulano se traviesa en el camino, y termina por andar con ella. Antes de conocer al susodicho, el tipo es imbécil, retrasado mental, idiota, mamón, incapaz de sostener una conversación decente y lo mejor de él es la novia. Desde luego ella se esfuerza por mejorar la imagen de su pareja, cosa casi imposible de lograr.

En mi caso, basta un saludo y el cruce de un saludo, algunas palabras y gestos para darme cuenta el tipo de persona que es. Lo terrible es cuando me doy cuenta que es sinceramente una buena persona… eso me mata. Pensar que no sólo ella no anda conmigo, si no que anda con un buen tipo.

Eso me destroza, porque no puedo hacer nada al respecto, porque eventualmente el tipo me caerá bien, compartiré conversación con él, saldré con él y mi amiga… en fin, haciendo la vida un poco más penosa para mí. Desde luego mi naturaleza por la lucha de lo que es justo y correcto, me hará evitar mi parte de envidia y egocentrismo, para seguir adelante con ambas relaciones.

Espero no verlos en la misma situación.