jueves, 17 de mayo de 2018

Denle Paz a Cornell

  Mañana se cumple un año de la partida de Chris Cornell, quien - desde mi punto de vista - fue un músico excepcional. En los años por venir sabremos de cuántos músicos fueron tocados por su genialidad y habilidades.

  Hace un año quise escribir sobre su muerte; sin embargo, como sucede en historia reciente, la web se vio repleta de posts y noticias hablando del hecho. No veía el caso de menearle más al atole.

  La muerte de un artista del calibre de Cornell conlleva negación, ya sean familiares o fans;* así que un año después aun se discute qué fue lo que pasó en aquella habitación de hotel. Se me hace triste ver cómo no hay final a las suposiciones y teorías de conspiración, las cuales hasta se vuelven ridículas.

  Acabo de leer un artículo donde la viuda de Cornell aun reclama que la autopsia de Chris y los resultados publicados fueron engañosos. El reporte forense niega que Cornell estuviera suficientemente drogado como para cometer suicidio. Eso ha llevado a algunos a creer que el forense no hizo bien su trabajo y reportó algo falso (al parecer la viuda de Cornell incluída de cierta forma); otros han creado historias de conspiración; el resto aceptamos el hecho tal como fue descrito

  Chris Cornell sufría de depresión clínica; entre los síntomas del padecimiento está la ansiedad, fobias, falta de sueño y hasta pensamientos suicidas. Para tratar parte de sus síntomas, Cornell era tratado con una droga llamada Actival (lorazepam). El reporte del forense dice que efectivamente había una dosis mayor de Actival en la sangre del artista, pero que ello no fue un determinante en su suicidio.

  Me parce que Vicky Cornell, como muchos fans de Cornell, no entienden qué es la depresión clínica; de hecho, el común de la gente no lo entiende. Frecuentemente confunden "tristeza" o "luto" con depresión clínica. Perder de vista el padecimiento de Cornell evita la línea de investigación que expondría que lo hizo sufrir al grado de querer quitarse la vida. Como advertencia o aprendizaje, para depresivos o no depresivos, sería útil para todos conocer que eventos llevaron a Cornell a suicidarse; lo digo porque hace falta un mal día, sólo uno, para encontrar motivos y buscar la muerte.

  Desgraciadamente, pasará el tiempo y muchos seguirán sin poner atención a los gritos de ayuda y sufrimiento que Cornell exponía en su arte. Pasará el tiempo y esos mismos querrán encontrar una explicación que no existe. Pasará el tiempo y no dejarán en paz la memoria de Chris Cornell.

----

* Qusiera ampliar que la muerte de cualquier ser querido conlleva sentimientos de negación y culpabilidad.