martes, 20 de agosto de 2013

Medio Cursi

Y pues bien… hoy me levanté algo cursi. Hace unos días vino a mí una idea y estoy tratando de ponerla por escrito. Ahora me doy cuenta que la cursilería solo se me da en situaciones... ¿intimas? Como dice la rola, quizá se deba ‘al calor del momento’. Además así es mi naturaleza: soy un romántico detallista un tanto sensible; así pues, entre más fuerte la experiencia, mas devoto seré de mi amante. Al paso de los días, aunque las imágenes y experiencias permanecen en mi mente y a flor de piel, la inspiración para escribir algo cambia.

Aquí cabe destacar que hace algunos años me prometí no escribir todas las cursilerías que se me ocurrían; más bien, buscaba convertir todas esas emociones en otro tipo de historias, con el fin de no darle rienda suelta a mis sentimientos. Aunque las niñas difícilmente entiendan la razón para ello, sé que los chicos (especialmente los románticos, cursis y viscerales como yo) lo harán. Y créanme, mas que una cuestión de portarse como “hombre” o “macho” (por cosas como “los hombres no lloran”), se trata de una cuestión de congruencia, preservación y supervivencia… que creo que podría explicar en otra ocasión, por temor a extenderme demasiado con un tema medio elevado (para mi). Quizá lo que vale destacar es que ni hombres o mujeres deben darle rienda suelta a todo lo que sienten, al menos por salud mental y emocional.

En fin, la idea de escribir cursilerías viene en medio de muchas otras ideas para escribir, cosas más bien relacionadas a héroes y comics. Para variar, no he hecho ni el esfuerzo de plantear la idea, de donde partiría a darle forma.

Por lo pronto, pues no estoy en ningún proyecto (hablando de mi chamba), así que estoy en lo llaman “la banca” (ya había hablado de eso en “De Vacaciones en la Oficina”). Eso significa estar de vacaciones en la oficina. A diferencia de la ultima vez que ya medio me han prometido un proyecto en Colombia (no el Nuevo León, Colombia el país), esta vez me fui a la banca sin nada en el futuro; bueno, eso no es totalmente cierto, porque en realidad me están considerando para mas de un proyecto… en el DF. Aclaro, primero, que el hecho de ‘estar considerado’ significa que la compañía esta en negociaciones con el cliente, que no hay nada forma o concreto aun; aclaro, segundo, que el DF no es mi primera opción para mudarme, que preferiría otras ciudades antes de irme al DF, aunque si no queda de otra me iría a pasar una época en la Gran Tenochtitlan.

Mientras tanto, hago mis desfiguros en la sala de entrenamientos; lastima que no permiten acceso a muchas cosas en la web (como por ejemplo, mi blog), de otra forma podría estar un poco (solo un poco) mas entretenido.