viernes, 5 de mayo de 2006

Reacción en Cadena

Toñito, Kally y su servilleta veniamos en el Chahuismovil la noche de ayer. De regreso a la casa, nos detuvimos en el Seven Eleven, porque Xoch nos encargóunos menjurjes para preparar Dulce de N Limones (la receta que le conozco a mi mamá era de 7 limones, la Xoch dice que es de 9... yo digo que es de los N limones necesarios para cortar la leche y ponerla cremosa). En fin, bajamos, saqueamos la tienda y nos vimos de regreso al carro.

Cuando salimos del lugar, percibo que algún prepo con aires de niño malo dejó su carro - un jetta negro - a un lado del Chahuismovil. Llego al lado del conductor y antes de poder quitar la alarma, Toño abre la puerta del copiloto y la alarma comenzó a sonar. Después de algunos reclamos y refunfuños - ¿por qué la gente cree que mi carro se le pone automáticamente el seguro? -, me dispongo a quitar la alarma; pero antes de quitarla, me percato que mi alarma se escucha diferente... como si otra alarma estuviera sonando al mismo tiempo.

Y sí, era otra alarma que estaba sonando: la del Jetta. "Orale, que alarma tan sensible, que porque sonó la mía, se activó", pensé. Pero antes de treparme al carro escucho: "(Carcajadas) ¡Qué estúpido! (más carcajadas)"; era Kally el que decía todo eso, porque resulta que se confundio de carro, se fue hacía el Jetta y sin percatarse qué carro era, lo abrió, activando la alarma del susodicho... lo curioso es que lo hizo al mismo tiempo que Toño abrió la puerta de mi carro. Entonces, dándose cuenta abrió la puerta del carro equivocado, comenzó a botanearse él solo.

De repente Toño y Kally están rebanándosela de la situación (cada quién en su estilo), mientras yo me botaneo de su puntada. Sólo me preocupaba que salieran los malandrines del Jetta y fueran a echarnos la culpa de querer robar su carro. "¡Hey! Subanse al carro... están bien orates", les decía. Así, dejamos la escena del crimen, el Jetta aun resonaba y nosotros atacadados de la risa en el carro de regreso a casita con los menjurjes para Xoch.