lunes, 5 de junio de 2006

¿La Carrera al Poder?

Hoy estaba viendo las noticias, y en Hechos del 7 decidieron llamar a la actual contienda electoral por el puesto del ejecutivo "La Carrera por el Poder". Me pareció un título poco apropiado, para el tema del fenómeno.

Aunque por si mismo, el ejecutivo es uno de los tres poderes de cualquier nación que se llama democrática, no es por si mismo EL PODER (o sea, no es Da Power). No, lo cual me da pie para hablar de los grandes errores en todo este proceso electoral.

No hace falta dar muchas explicaciones para decir que más que controvertidas, este proceso electoral ha sido marcado por la incertidumbre sobre quién votar. "¿Cómo que la incertidumbre?", se preguntaran cuando se declaran incluso empates entre Calderón y AMLO. Bueno, con toda sinceridad, escoger por quién votar es más bien ha sido una cuestión de eliminación, como lo exámanes de opción multiple. La cuestión es votar por el menos peor, como una mala entrega del Oscar.

Quizá, la myoría de los votantes de AMLO estén seguros que quieren votar por él; la decisión, no la cuestiono, si no lo que los llevó a tomarla. Mucha de la gente que hace 6 años pensó que Fox, sacaría polvos mágicos de sus botas, o como El Llanero Solitario o El Zorro, sacaría la corrupción de México y nos llevaría del tercer-segundo mundo, al primer mundo, erradicando la pobreza y la ignorancia, es la que hoy - decepcionada - votará por AMLO. La gente hoy vota mal a Fox porque dicen que no hizo nada; dígamos que es así, no hizo nada. La pregunta es, ¿por qué? ¿será que se sentó a lustrar su evilla todo el sexenio, conseguir esposa y ponerse a viajar por todas partes diciendo estupidez y media, ganando de vez en cuando una mala cara y hasta nuevas enemistades? ¿eso fue lo que Fox hizo durante sus seis años en el poder? Si bien es por lo que ahora se le recuerda, no podemos dejar de admitir que por lo menos el país no está en el hoyo, la caída del peso se detuvo... y si al campo político se refiere, el país ha estado más interesando en estás elecciones que en ninguna otra. De ahí que se me haga impropia la calificación de ser EL PODER, porque si obstáculo (para bien o para mal) de Fox durante este sexenio, fue el Congreso (el otro poder de nuestra nación).

Por eso me pregunto, ¿la gente cree que AMLO de verdad puede hacer lo que quiera como presidente y efectivamente resolver la pobreza, la falta de empleo y otros problemas socio-economicos de nuestro pais, somo si él lo desea? Porque si la gente cree que él puede hacerlo, definitivamente se equivoca. Entonces en seis años - claro, si ganara AMLO - dirán: "Y nos quejabamos de Fox".

Yo no defiendo a Fox; pero no estoy de acuerdo que una persona que va en busca del puesto de Fox, lo insulte. No importa si lo llama 'chachalaca' o 'hijo de su...'. Es tonto pensar que insulta al ciudadano Fox y no también al ciudadano Presidente; y aunque en cierto punto podría ser, en las circunstancias que lo hace, no se refiere a Fox, si no al Presidente Fox. Si AMLO gana, voy a poder darme el lujo, no sólo de críticar abiertamente y sin escrúpolos sus errores, sino también de insultarlo, así, abiertamente. Y no puedo ser tocado, al contrario, la gente tendrá que aceptar que aunque no estén deacuerdo, tengo el derecho de hacerlo, porque AMLO se lo hizo - otra vez, hablando hipoteticamente si ganara - a su antecesor. Quiero decir, no es lo mejor, porque desvirtuariamos aun más la figura del Ejecutivo; pero el señor AMLO sencillamente no piensa, porque desde su punto de vista, él está bien y eso no le ocurrira.

Y de AMLO aun podría dar una catedrá sobre las cosas que le están destinadas a ocurrir sólo por boca floja (curiosamente, lo mismo por lo que él critica a Fox). Aun se puede hablar de su ignoracia y pocas cualidades para ser una figura pública, una que sea capaz de representar a toda la nación. Cuando Fox llego a la presidencia, la gente tenía miedo que hablará como ranchero, usara botas y una evilla del tamañao de Chihuahua. ¿Se imaginan a AMLO? Hablando con su acento de tabasqueño (que en los tabasqueños en general se escucha muy bien)... o sea, el señor Madrazo - con todo y el personaje desagradable que representa para muchos hoy -, ¿cuándo lo han escuchado, no sólo hablando como tabasqueño, si no mal, sin dicción? En esos detalles se nota el lugar que le dan a su trabajo. Es como si dijeran que Lorenzo Zambrano no es orgullosamente mexicano, sólo porque viste de traje siempre. Digo, si AMLO no niega sus raices, ¿qué tal está su Nahuatl?, yo quisiera verlo en taparabo o en traje ceremonial azteca en las visitas oficiales... es más, para qué irnos más lejos, ¡mañana en el debate! Entonces, cabría la posibilidad de creer que el señor no le tiene miedo a sus raices, porque... ¿saber de cultura general no le hace daño a nadie? ¿O que hubiera sido mejor contestarle a Victor Trujillo? Es de sabios decir que no sé, a ser cobarde e ignorante... y peor, ni siquiera saber contestar... "parte de mi estrategía... represento la esperanza de muchos...", ¿esperanza? ¿a caso el Presidente no debería ser un ejemplo? ¿Qué ejemplo nos ha dado este hombre? ¿Ser valientes? ¿propios? ¿realistas? ¿prudentes? ¿estudiosos? NO. Nada de eso. Nos ha enseñado, precisamente todo lo contrario. ¿Qué esperanza? Si el cree que esperanza es igual a sueños, y quiere que vivamos de sueños, creo que muchos van por buen camino.

Y ni qué decir de un ladrón y traicionero como Madrazo. Otro que se ha vuelto demagogo. Ahora, digamos que de verdad es capaz de hacer todo lo que dice; lo primero que yo diría: "Lo pudo hacer, porque es del PRI; o sea, el PRI aun mese la cuna... ¿cómo es posible que permitan todo esto?". Pero la verdad es que, como a AMLO y a Fox, a Madrazo le van a pintar un dedo, a menos que la mayoría congresista sea del PRI. Eso si la suprema corte de justicia de la nación (es decir, el poder judicial de la nación, nuestro tercer poder) no lo desafora y lo manda a llamar para dar cuentas... claro, eso último, menos probable. Les confiezo que de los 5 candidatos oficiales, es el que tiene más tipo para ser Presidente; no tiene todo el glamour, pero tiene más pinta. Pienso que es el que tiene más caracter. Pero... no se me haría justo que ganara alguien que, a parte de estar dando patas de ahogado por su partido decadente, se gane algo por lo cual ha luchado con tan poca gracia y de manera tan sucia.

Pero Calderón... no por ser del PAN, si no por toda la fantasía que me ha tocado escuchar... o sea, los señores de la derecha cada vez están más en el hoyo. Por favor, por favor... ¿cuándo les va a caer el veinte que no todos somos mochos? En Veracruz, no es que haya habido problemas tal cual, pero, ¿qué necesidad de prohibir lo que ya es una costumbre? En vez de prohibir, deberían haber buscado la manera en que todos estuvieran contentos con que la gente visite el boulevard y tome ahí. Ahora, escucharlo hablar en el primer debate... aunque contesto bien, sus respuestas para mí no fueron ni las mejores y mucho menos las más sinceras. No es un charlatán, pero no lo hayo como Presidente; no se me hace que tenga los pantalones, ni las formas. Ya lo quiero ver hablando con un tipo como Chavez o Castro... de verdad, ya lo quiero ver. No me da confianza, no se me hace genuino... siento que vive en un mundo derechista, que hablando de lo que hayo más cerca, sería algo así como San Pedro Garza García, Nuevo León. La gente de San Pedro cree que con leyes se arregla el problema del alcoholismo; que quitando anuncios de Wonderbra, la moralidad se protege y se preserva; que llevando a sus hijos a los colegios más exclusivos y caros que hay, ellos se volveran educados y propios. Así imagino el mundo de Calderón... un mundo de fantasía, donde por su gusto y el del PAN derechista, todos serán felices.

Y bueno... ni qué decir de Campa o Mercado... porque es ampliar innecesariamente lo innecesariamente largo que está ya este post. Sin embargo, lo único que queda es que cada quién sea realmente responsable de su decisión. Como dicen los músicos y los artistas en el comercial de la tele: si no votas, pues no te quejes; si votas, recuerda por quién (y lo más importante: por qué) votaste. Pero en ambas ocasiones, recuerda que fue tu responsabilidad, muy tu responsabilidad. No podemos seguir figiendo que hoy voy por AMLO, porque prometió el sol y las estrellas, pero cuando no cumpla podamos decir: "Me engaño... ¡maldito!". Si usted toma la decisión de votar por alguien... luego no llore. Aprendamos del error y exijamonos un mejor México... con todo lo que eso conlleva. El gobiero es sólo un parte pequeña, que en todo caso sería una consecuencia de todo lo que espera por se mejorado; por lo tanto, el gobierno no tiene nada que ver, pues el gobierno se mejora por la gente, no al revés. De ahí que bien dicen que: "Cada nación tiene el gobierno que se merece". Piensen en eso este dos de julio.