viernes, 23 de junio de 2006

Otras Sábanas

Pues bien... Ya me muero de ganas de regresar a ver a Christy. Claro, hay un doble proposito: seguir con mi anger management y ver otra vez a Moira. Les aseguro que no encontrarán mejor apoyo psicológico en el mundo; encuentras tranquilidad en tu persona, a través del apoyo de una psicologa profesionalísima y a parte encuentras satisfacción mental en ver un rato a tan preciosa niña.

Vaya, otra vez jueves. Llevo toda la semana pensando en la plática que tuve con Ænima el sábado. Quizá, si hubiera leído mi blog durante todo el año anterior (ayer escribí el blog #123, aunque publicados son 115), podría haberle sido más difícil hacerme las confesiones que hizo. No importa, bueno, no es cierto, sí importa... Pero no hay nada que se pueda hacer al respecto.

Eso me llevó a escribir sobre las mujeres que me gustan. Otra vez, una cosa es mi ideal/fantasía de mujer y otra es en la realidad que mujeres me gustan. Quizá el que haya estado pensativo sobre el asunto de Ænima y mi estado de medio alucinado/desvelado, me llevó a especie de regresión. Entonces llamé a la Chiquis; con ella charlé un rato sobre todo tipo de asuntos, así como cuando estabamos en la secu/prepa.

Pero la llamada de la tarde fue para el viejo Randú. La vez que lo vi en Veracruz no noté su manera de hablar tipo español. No sé si él lo notó, pero para mí fue como si ayer nos hubieramos dejado de ver. Yo siento que así deben ser los verdaderos amigos, en veraderas amistades: no importa el tiempo, ni la distancia... Siempre que lo vuelvas a ver, será como si siempre hubieramos estado juntos.

En fin, llega la hora para partir al juevecitos con la Comunidad del Anillo. Para ese momento ya estaban en mi cantón - preparándose para su juevecitos - Walter, Arelí y Coss. Yo charlaba con Walter sobre los temas de interes más importantes en nuestro país (fútbol y política), mientras escuchabamos una selección de música que hice para el momento - estaba lloviendo, entonces era parte del espectáculo de estar a fuera de la casa; así, hice una selección de canciones que iban desde I'm Only Happy When It Rains, de Garbage, hasta Llueve Sobre Mojado, de Sabina y Paez. "¿No tenías juevecito con tus Prefectos?", me dice Coss, aunque en su tono sentí que la pregunta realmente era: "¿Por qué no te has ido?". En fin, se me hizo de lo más normal; una agresión típica entre nosotros, de cualquiera que me conoce.

Salgo de mi cantón; antes de partir, Walter me preguntó: "¿Regresas?"... ¿debo obviar lo que le conteste? Bueno, sólo para aquellos que le gustan los detalles (¿verdad Niño?): "No pues no sé, porque después... ¡pues claro que sí, si aquí vivo!"... La cara de Walter fue priceless.

Nuestra reunión fue en el Feel Grow. Todo pasó normal. Cosas relevantes:

  • Descubrí la verdadera opinión de las mujeres sobre las tinas de baño. (¡La media miente! Para ellas no es un turn on).
  • "Después de lo de hoy...", nada será igual, ¿verdad Bola y Capi?
  • Los planes a mediano plazo de Bola y Cuervo.
  • La confirmación de los bonos del gobierno, para adquirir deuda interna y pagar la deuda externa(¡abrón!).

Pero mejor fue cuando Bola se acercó para decirme: "Bueno, he de confesarte que... Pues, que L y yo ya andamos". Ya lo sabía... Bueno, la expresión correcta sería, ya me la olía. Hice mi cara de 'más sabe el Chahuistle por viejo...'. "¿Cuándo te diste cuenta?", me preguntó emocionadillo. Para mí, en los últimos 15 días algo así debía pasar. Digo después de 7 años de conocerlo, saber cómo piensa, cómo habla... O sea, 7 años de ser amigos... Pues hay cosas que no necesito que me platiquen.

Al regresar a la casa me topé con el momento de más movimiento en la noche. Unos iban a la sala y regresaban al comedor. Alex, como siempre, brillaba en medio de la reunión. Cuando llegué a la casa eran las 12:00 am; para ese momento ya debería estar dormitando; así que paso más o menos de largo hasta mi cuarto...

No entendí que estaba viendo. Sobre mi caba había unas sabanas hechas de papel cartón (bueno así le digo yo, ¿ok?). En estas estaban escritas un chorro de frases que había dicho o escrito (principalmente en mi blog). Me senté por un momento a asimilar qué pasaba. Por un momento, pensé que Alex y Camarón otra vez me habían hecho alguna sorpresa. Pero mientras leí con más detenimiento, me di cuenta quién lo había hecho.

Salí a la sala y se lo agradecí. Fue inesperado y eso es lo bueno de las sorepresas... Y más cuándo se sorprende a quién le gusta sorprender.

Regresé a mi cuarto para terminar de entender lo que pasaba. Leí un poco más de las sabanas. Afuera, Alex organizaba una competencia de 'pintamonos' con los restantes de la reunión. Cuando terminaron de hacer los equipos, a alguien le preocupo que no me hubieran tomado en cuenta para alguno. "Él se va a dormir ahorita, porque entra temprano a trabajar" dijo Alex. Me agradó escucharlo, no sé por qué... Bueno, sí lo sé, sólo que no sé cómo explicarlo.

Fui por agua y de regreso me despedí de todos. Me metí al cuarto, terminé de leer y entender la razón del detalle. Cuidadosamente, levanté las sábanas y las guardé.

Antes de dormir, quisé poner música en el Chahuistle, pero el "#$%%$& Chahuistle ya está chacualeando... ¿¡por qué!? Pero bueno, tendré que comprar una nueva... Cuando tenga dinero.

Como quiera, la grabadora de Alex siempre me sacá de problemas. Mientras me quedaba dormido, escuchaba: "Don't look at me. I'm a monster...".