viernes, 23 de marzo de 2007

Tarde en el Limbo

Es viernes... y en lo mas profundo y elemental de mi espiritu lo agradezco. Cada vez que pienso sobre lo feliz que estoy por eso, me acuerdo de la vez que me drogaron en el hospital (te acuerdas Bola?): asi como que algo fresco subiendo por mis venas y reconfortando mis huesos. Oh si... reconfortar los huesos; eso no me pasa seguido, pero se siente tan bien.

Ultimamente le he puesto un poco mas atencion a la musica de NIN - aunque no tanto a las letras -, y solo me queda confirmar la genialidad que poseen. Luego, con eso de la nostalgia por Radiohead, puse el disco de Hail to the Thief, que desde luego es genial tambien.

Ahorita estoy casi en cualquier parte, pero no el trabajo. Estoy un poco ansioso por hacer llamadas que no voy hacer; estoy un poco ansioso de que D'Santos me conteste cada vez que le mando un mensaje. Y me estresa pensar en la Guera... no se... es algo complicado. Yo ahorita estoy en mi carro yendo a Miami Beach, a pasar el fin de semana y conocer la tan mentada ciudad; estoy en algun pub compartiendo algun trago con Laura; estoy en mi cuarto riendome con Velazquez; me encuentro tirado en la playa, disfrutando de la radiacion solar - protegido con unos preciosos lentes negros graduados - en compania de Kenia. Ando por la calle, en una tarde mojada con chipi chipi, caminando sobre Junco de la Vega, de cara al Cerro de la Silla (creo que voy al auditorio o voy al XII). No, creo que mas bien estoy en una noche lluviosa, en el depa de Contry, jugando XBOX con Pollo, Vago, Javier, Tonio y demas raza, viendo quien baja a Pollo del Bashee... y todos estamos tomando cheve y la casa apesta a cigarro. Mas bien, estoy jugando Age of Mythology en Centrales, con el Chu... le gritamos al Capitan Chalo que se le abrio el cutis por ver a la maquina crecida; o sera que estoy en el pasillo de IX... quien grita es Tacoma, diciendole a Pepe que le mande refuerzos, porque lo estan atancando.

Pero en realidad estoy ansioso porque ya sea la hora de salida y me pueda largar...

"We are accidents... waiting, waiting... to happend. We are accidents... waiting, waiting... to happend"... escuchaba cuando choque hace dos anios; escuchaba en el carro de Rafa; escuchaba en las tardes lluviosas de noviembre cuando Ausente se fue la primera vez; esuchaba en la tarde de verano que le regale el disco a JJ; escuchaba en una tarde cualquiera del verano del XII... es lo que escucho ahora.

Y un sentimiento de soledad me invade de repente... porque quiero dejar la oficina, pero se que no quiero llegar al hotel; me siento como una tarde de sabado, llamando y mandando mensajes a todos mis conocidos, sin recibir respuestas. Se que necesito terminar mi relacion de gastos, pero no quiero. Me doy cuenta que al estar en este estado de inocuidad de mi vida, no me siento indefenso, ni debil... solo un poco solo. No, no me siento solo, me siento fastidiado... eso; tambien estoy aburrido, muy aburrido. Pero no se que es peor: estar aburrido de tanto fastidio, o estar fastiado del aburrimiento.