domingo, 14 de febrero de 2010

Semana de Ñoño

Bueno… se acabo la temporada de Americano. Primero me sentía orgulloso de haber pronosticado que Saints ganarían el Super Bowl; pero luego me di cuenta que la mayor parte de la gente iba por ellos. O sea… no hay mucho en que emocionarse al respecto.

Por el otro lado, bueno, ha sido una semana diferente. Por un lado porque he ñoñeado como no lo había hecho en un rato. ¿Saben qué hice para matar el tiempo? Pues dos cosas jugar Sudoku y tratar de programar algo para crear el tablero de Sudoku; eso último ha sido realmente ñoño. Primero por el simple hecho de querer deducir desde cero cómo programar el tablero; segundo, porque lo estoy haciendo con lógica funcional, lo que significa que sin importar el leguaje que use, no estoy usando variables per se… no variables, no asignaciones… sólo funciones llamándose recursivamente… es tan entretenido y lleno de reto. En un principio quise hacerlo en Scheme, pero como busco regresar a Java, entonces estoy haciendo mis pininos con él.

Sí… para la mayoría de ustedes eso suena demasiado ñoño, y aun peor, no tiene sentido. Pero bueno, es el mundo de los geeks que trabajamos en sistemas. Hablando de geeks y ñoños, el viernes estuve en casa de Rico, un compadre de la banda de músicos, y descubrí que tiene una colección de miniaturas y muñecos increíble… sí, juguetes pues, pero quiénes las compran o consiguen prefieren llamarlos “coleccionables”. Entre las figuras que vi estaba Peter Greffeen luchando contra el gallo gigante; también figuras de Star Wars, Heavy Metal y otras sagas, películas o personajes conocidos. Si todo sale como me lo han propuesto, creo que la casa de Rico será el lugar para pasar el verano: alberca, hamacas, patio, música, carne asada… eso será interesante.

Bueno, ya lo había super anunciado, pero ahora les platico que finalmente estoy entrando en el mundo de las redes sociales. Antes tenía mi blog y el facebook por separado y me faltaba el twitter… con la entrada de Google Buzz, ahora junté Facebook, Twitter, Blogger y Buzz. Ahora sólo actualizo una aplicación y todas las demás reflejaran ese cambio… eso es maravilloso. Aun me falta ver cómo sacar el máximo provecho de las aplicaciones… pero por lo pronto está bien, al menos cumple con el propósito para lo que las quiero.

En fin… después de todo, lo único que me falta es un smarthphone, ya con eso regresaría a la época de estar “online” todo el tiempo.