viernes, 28 de abril de 2006

La Noche de Todas las Citas y La Madrugada de los Caídos

De repente me da por quejarme. Por favor, si escuchan que me quejo, a menos que efectivamente esté enojado, no presten atención. O sea, si me quejo en voz alta, pero no estoy enojado, quiere decir que estoy chacotenado (para referencias similares, aunque no de la misma categoría, por favor revisen los editoriales de Germán Dehesa de los días 25 y 26 de abril del 2006 de cualquier presentación de los periódicos de Grupo Reforma). Eso quiere decir, que trato de burlarme de mis pericpecias o darle otro tono para que los demás se rían; no pretendo ser "la tos del enfermo, en el cuarto cerrado".

Ahora bien, ¿a qué iba eso? No sé, a lo mejor más adelante sale...

Pues resulta que mi vida da giros interesante en cuanto a mi vida social se refiere. Hay semanas que no recibo una sola invitación para nada; lo cual es muy conveniente, porque puedo aprovechar el fin para retozar inherte en mi lecho hasta adelantandas horas del día, dedicarme a salvar el universo del ataque de un anillo destructor, el Covenant y raza de Zombies putrefactos, volverme el Padrino de la costa Oeste o atontarme un rato con la escasa programación de los fines de semana.

Y así como hay veces que no recibo ni una invitación para hacer nada, hay veces que no sé ni qué hacer. Pongamos como caso, este jueves (o sea, ayer). Se me hace que el 27 de abril tiene algo, porque alguna razón todo debía ocurrir el mismo jueves. Por azares, me comprometí a ir al concierto de Mago de Oz* en Arena Monterrey. Ahora bien, la semana pasada la Coss me invitó al examen de teatro ("No había sido requerido, pero si me invitas voy"), y por costumbre, después de un examen hay fiesta; "El jueves a las 7:00 pm... no dejes de ir, ¿eh?". Luego el martes, Chucho nos da el anuncio que se va de Monterrey a trabajar a GAMESA, en Edo. de México; pues la organizaDora se le ocurrió hacer despedida; "Pues el jueves hay que reunirnos para despedir a Chucho".

Pues bien, no había caído en la cuenta que los tres eventos ocurrían el mismo día, hasta que el mismísimo Chucho envió un mail diciéndo que 'con mucho gusto podríamos reunirdos, pero después de las 10:30 pm, porque él tenía evento en Arena Monterrey'. Chucho trabaja en Arena en área de logísitica de boletos... entonces me dije: "¿Qué evento hay en la Arena mañana, por el que Chucho no puede más temprano?". ¡Ding! Que se me prende el foco... Mago de Oz. De ahí, hile todos los eventos.

Para no hacerles el cuento largo, a las 7:00 pm estaba en el Tec, viendo el examen de teatro (que con algo de tiempo, les platicaré algunas coincidencias, si me acuerdo). A las 9:07 pm iba saliendo para Arena Monterrey; el #%%$ concierto comenzó a las 9:50 pm - como todos los conciertos de este año - y acabo a las 12:50 am. De ahí me lancé a la casa de las Menores, donde era la reunión de despedida, pero creo que llegué tarde, porque ya todos estaban dormidos cuando llegué. Así, la última escala de noche, era la fiesta de los de teatro; en pocas palabras, una fiesta cualquiera de los de teatro, si los acontecimientos comprometedores... bueno, hasta donde me quedé. Saqué muy buenas fotos, en un chance las pongo... aunque creo que será en otro blog. Lo que quiero remarcar es: como se dieron de guamazos; la gente se cayó que dio gusto, y eso que no era la casa del jabonero. Si no era por la cerveza derramada, era porque ya andaban pasado o tropezaban con alguien, quizá un mal paso al entrar a la sala, pero cómo se cayó gente en esa fiesta... no manches.

¿Pues a qué hora creen que estaba llegando a casita después de la fiesta y la entrega de Alvaro, Toñito y Arelí? En mi cama estaba a las 3:30 am. Gracias a que Ramiro me marcó (6:40 am) para avisarme que ya iba para la casa, lo más seguro es que no me hubiera levantado para el trabajo (en el cual dormí toda la mañana, hasta la 1:00 pm). Ahora, con más ánimos y fuerzas, les escribo.

¡Ah! Ya recordé por qué comencé escribiendo con respecto a si era quejumbroso. Por favor, si escuchan que me quejo, sin estar molesto, no me hagan caso, lo más probable es que me esté quejando sin razón y sólo con el afán de divertirlos. Lo digo porque de repente me quejo de no tener vida social, pero la verdad es que si tengo... a veces demasiado para la rutina que llevo... ¡pero es genial!

-----
* No desprecio el trabajo de lo señores, pero sí. No sé qué audiencia los escucha en España y el resto de Europa, pero Arena parecía uno de esos evento en que se reunen todas las preparatorias y secundarias. La edad promedio creo que era como 17 o 16 años, fácil. Incluso se podía ver a mucha chavisa con sus papas.

Ahora, la propuesta de ellos no es nueva, se me hace que llegaron al final de toda esa era de Metal Armónico/Gótico Europeo de princiopios del milenio (Si no que Pepe Flores me desmienta). No siento que haya algo nuevo, no siento sus letras sean lo máximo, ni la música; además el espectáculo de repente tuvo algunas exhibiciones innecesarias (como el tipo que andaba en maya y calzoncillos). Siento que para la cantidad de músicos que forman el grupo (ya con músicos invitados, 12 músicos en total), el sonido y la calidad de la música aun no es la mejor. En fin, quisé ir al concierto, sólo para contradecirme o afirmar todo lo anterior.