martes, 30 de enero de 2007

Mas Meseras... Pero en Jacksonville

Mike, un compañero del trabajo ha estado chinche y chinche con que tome fotos de chicas de acá. La verdad (y se que se va a escuchar muy de loser), pero no he tenido oportunidad de conocer chicas, solo aquellas que me atienden en restaurantes y lugares de comida rápida.

Aqui es donde entran aquellas sabias palabras del maestro Taden (que por cierto, que es de tu vida Taden? donde estas Tanden?!): "A mi se me hace que te pasa lo mismo que el chamaco del comercial: a todas las ves buenas".* Pero, no ando urgido, es solo que es demasiado para mi débil e inocente mente.

Aunque, si lo abordamos desde un punto de vista de ciclos y circunstancias espaciales, si en Monterrey, en el Jac & Ray, ya hay meseras que son mis favoritas, por que no habría de haber meseras que lo fueran aca?

Así que, rápidamente para todos ustedes, mi experiencia con las meseras estadounidenses del suereste. (Aviso Importante: El siguiente listado puede resultar ofensivo para feministas (HOLA DORA!) y algunas otras mujeres, que no sean pornstars).

* Bennigan's: Hay uno realmente cerca de donde me estoy quedando. Por pura coincidencia, las dos veces que he ido me ha atendido una peliroja, preciosa, llamada Laura. Tiene unos ojos azules preciosos, de piel blanca y el resto cabe muy bien en mi lista de requisiones para una mujer. Creo que hasta ahorita, la mas cute de todas.

* Hooter's: No... pues que les puedo decir. He ido a dos Hooter's distintos: uno que esta junto a la bahia, en el cetro (Jacksonville Landing) y otro "cerca" de donde vivo. En el primero me atendió Brandy, una niña afro chulisima, que aunque no llenaba completamente los requisitos populares de una chica Hooter's... pues claro que no le decias que no. Además, atlética la niña; se le veían marcados los músculos de los brazos y las piernas (ya se imaginaran que estaba tan bien en forma, después de hacer el recorrido visual desde los brazos a las piernas... en cualquier frente). Muy simpática y sonriente la niña.

En el otro, pues... para no entrar en muchos detalles, el wey con el que iba comento que, el ambiente que traían las meseras, le recordaba algún table de México. Quiero aclarar que no estaban feas; pero de las cuatro que andaban por ahi, no habia por cual decidirse, o sea, era algo asi como: todas o todas. Solo para que se den una idea: había una chava de ascendencia trinitaria y española que puso música de regeaton y nos andaba bailando ahí cerquita de la mesa, porque le estaba dando lecciones de baile a sus otras tres compañeras, que para que se den una idea, la mas fea se parecía a Avril Lavinge.

* Tijuana Fajitas: Y claro, no podía faltar el restaurant de "comida mexicana". Ahí trabajan tres güeras de la tallas de las tres chavas que les mencione del Hooter's.

Ahora, van a decir que que onda con mis standares. Aquí es donde viene la expoliación psicológica del por que estoy reaccionando así. Pues, en realidad, todas estas niñas (uy, y no les he hablado de las cajeras y las que atienden tras la barra o en la cocina... ni tampoco de las que he visto en el cine, incluyendo a las menores de edad) es que aquí es la tipica niña next door; o sea, no deberían tener nada de maravilloso. Pero claro, este indio patarajada, que en su vida había salido del rancho y lo bajaron a tamborazos del sierra, todas le parecen hermosas.

De hecho, de alguna manera, todas son parecidas. Desde luego que no a TODAS las meseras las encuentro atractivas; pero ha resultado que mucho de mi standard (que en Monterrey o Veracruz, la mayoría son unas sangronas o fresas... bueno, excepto tu, Güera) lo he encontrado en esta pintoresca ciudad del sureste estadounidense... que no encontrare en un lugar como NY!

Las fotos sinceramente se las debo. De hecho, ya seria mucho que estuviera tomando fotos, no solo de las meseras, si no de cuanta chava viera. Les quise compartir esto como parte de mi shock cultural... digamos, algo así como una contribución a la ciencia del comportamiento.
Como quiera, regresando, necesito ir a checar tarjeta en el Jac & Ray.

-----

* Recordaran aquel celebre comercial de SICO, del niño que va por la calle y luego se sube a un camion y se sienta en la parte trasera del mismo; y en todo ese trayecto ve solo mujeres y resulta ser que todas están de rechupete. Entonces el comercial terminaba con un slogan que decía algo como 'para cuando las ves a todas buenas' o algo así.