martes, 10 de enero de 2006

Se acaba la inspiración

Van varios días que Trino no hace un strip que se me haga original. Ha de estar en esos días en que la inspiración no llega. Así he andado, sin inspiración; incluso, aunque me vienen ideas, siento que voy a hablar de algo que ni al caso o darle más vueltas a lo de siempre.

Es más, ni siquiera tengo inspiración para relatar ciertos sucesos del diario. A veces, sólo falta que me ponga a escribir para darle la tonalidad que quiero a las cosas; sin embargo, en muchas ocasiones no tengo el tiempo o sencillamente no sé cómo emepzarlo o, peor, terminarlo*.
Y así, como a Trino le pasa (y de vez en cuando lo pone en su strip), a veces no tengo idea que poner. Y a lo mejor tengo mucho que decir ("¡Pásenle una maruchan!"), pero mi estado de ánimo no ayuda mucho.

Podría mencionar muchas razones, pero la verdad es que no hay pretesto. Siempre debería ser una razón para superar las cosas y bajo cualquier circunstacia.

¿De qué se me ha antojado hablar? Pues de la Porrista, la Güera, de que no tengo nada que hacer en el trabajo, los masajes, los mails que llegan y los que no llegan, de las horas de trabajo extra, las vacaciones que vienen, de que estoy, pero no estoy... ¿y qué más? Podría hablarles de las fiestas en la casa y de las cosas que siempre pasan en ellas, y de otras cosas, pero no sé cómo hacerlo y la verdad, no tiene caso sólo "decirlo".

En fin, no me gusta cuando la inspiración se pierde por un rato. Pero siempre es un reto poder dedicarle tiempo y energías a esto, para que valga la pena. Por lo pronto, sigo en mi divagación mental, a ver que encuentro en amazon.com (estoy haciendo una gran simulación sobre una cantidad de compras que quiero hacer) y me preparo para el examen que presento en una semana.

* De hecho es el caso de este blog, que comencé a escribirlo el 30 de noviembre del 2005. De hecho, lo había dejado más o menos a la altura de donde puse la marca para este pie de nota.