lunes, 31 de agosto de 2009

No Es Tan Fácil Como Parece

No es secreto, pero nunca he dicho abiertamente esto: voy al psiquiatra. A partir de agosto lo haré con frecuencia; hace dos años lo visité un par de veces por mi problema de angustia al subirme a los aviónes.

Hace dos años, cuando por primera vez lo fui a ver - sabiendo que saldría de viaje a US - me sugirió que no hablara de mi situación con nadie. Me dijo que muchas veces la gente, bien intencionada, mal interpreta una condición clínica.

¿Qué condición clínica? Yo soy depresivo; por muchos años visté a Christy (mi psicóloga) para lidiar con mis problemas, que en esos días eran problemas de aprensión, mala organización del tiempo, desinteres, soledad, rechazo... pero hace dos años tuve una crisis, que se hizo evidente por mi ansiedad y fobia a hechos inofesivos, tal como subirse a un avión o hacer un viaje por tierra, manejando a Daytona o Miami.

Después de que el médico me dio la receta para la medicina y algunas dosis, me dijo que no le dijera a nadie que visité al psiquiatra, ni tampoco la razones y mucho menos el diagnóstico, porque aunque tengan buenas intenciones, no entenderan en realidad lo que te ocurre. Creí que exageraba cuando dijo eso, pero me daría cuenta que por algo dicen 'más sabe el diablo por viejo, que por diablo'.

En este momento no recuerdo cómo, pero terminé por soltarle la sopa a la maravillosa mujer que se encarga de los movimientos de personas MX - US y viceversa - lo digo en serio, no es sarcasmo, ella es una mujer maravillosa y en su momento me dió toda la atención y ayuda necesaria para poder levantar anclas hacia el gabacho. En fin, le dije lo que pasaba; a partir de ahí comenzo una pequeña terapia para superar lo que ella pensaba era el nerviosismo de dejar Monterrey y partir a una vida. Entonces entendí lo que el doctorsito trataba de decirme.

Amable lector, si ve al psiquiatra o al psicólogo no dé explicaciones a nadie, a menos que su interlocutor pase o haya pasado por sofa de visita de un consultorio psiquiatrico o psicológico. De lo contrario, cualquiera pensará que no es capaz de resolver sus propios problemas, y necesita que alguien los ayude a resolverlos por usted, o incluso le dé tranquilizantes para no volverse loco. Desgraciadamente, la cultura popular nos ha alejado un poco del verdadero sentido de tan honrosas y humanitarias profesiones.

Creo que la myoría de la gente se deja llevar por eso de que 'el león cree que todos son de su misma condición'. Por ejemplo, en el caso de un depresivo, la mayoría de la gente diría que quién está en ese condición es porque le gusta sufrir, es como masoquista, lo hacen por llamar la antención y sientan pena por ellos. La verdad es que no siempre es así; en mi caso hay condición clínica más allá de sólo querer llamar atención o porque las cosas han cambiado; una condición que por más conciencia y control sobre la situación, el cuerpo responderá contrariamente a lo que se desea. No hay manera de hacer ver a la gente que ciertas condiciones psiquicas o químicas siperitan los deseos y órdenes de la conciencia.

Por favor, nunca, nunca, nunca confiesen que drogas o medicinas del mismo giro le son administradas, porque sólo empeorará la explicación.

Hoy me pasó algo así. Tratando de explicar la difícil situación anímica por la que estoy pasando, hubo quién me dijo: "Es sólo cosa de aceptar las cosas como son; hay que aceptar la realidad y enfrentarla. No puede ser que hombre que a, ¿a qué edad?, ¿a los 30 años?, se comporte de esa forma...".

Desgraciadamente, asumo que la gente sabrá a lo que me refiero cuando digo 'el psiquiatra me receto droga...' o esto o aquello... pero no, la gente no lo entenderá. Le gente dirá que el problema es mi propia exageración, que busco la compresión diciendo 'voy con psicólogo' o ' estoy viendo al psiquiatra'.

Hoy me sentí ofendido hasta la médula, hasta la pulpa de mi ser. No creo justo que alguien diga "tu problema es tan simple como esto..." cuando no sabe cuál es el problema. Yo no invento lo que siento; al contrario, la mayor parte del tiempo las emociones me atrapan y me toman por sorpresa. ¿Qué tiene que ver con que tenga 30 años?, ¿qué tiene que ver? Sólo porque alguien puede superar un problema emocional más fácilmente que yo, ¿quiere decir que yo estoy mal por no poder hacerlo de igual manera?

Sueño con ser dueño de mis emociones, y poder darles curso según mi gusto y necesidad. Pero ese no soy yo; no puedo controlar mi ser muchas veces, tanto que he llegado al cuidado de especialistas. ¿Quién es quién para poder decir que las cosas son de alguna manera tan fáciles como se ven?

Sí, tengo 30 años, pero ¿quién estableció cómo debería ser alguien de mi edad?, ¿acaso cuando se llega a mi edad los problemas se resuelven con sólo pensarlo o desearlo?, ¿quién dijo? Al diablo; hay quiénes viven en la depresión, porque tienen miedo a vivir... hay quiénes se dejan ser como son sólo porque no conocen nada mejor. Yo no, yo sí quiero controlar mi vida y mis emociones, porque me quitan las ganas de vivir, me roban la felicidad y no me dejan disfrutar los momentos cruciales e importantes de mi existencia.

Hay una canción de Charly García que dice: "¿por qué me tratas tan bien?, ¿por qué me tratas tan mal? Sabes que no aprendí a vivir."* En buena parte de mi vida me he sentido así; más que no sepa vivir, que en su momento no aprendí cosas que me hubieran ayudado a sobrevivir bajo ciertas situaciones. También creo que todos cojeamos de determinada pierna; nadie pudiera asegurarme que a cualquier edad, o bajo cualquier circunstacia, sabría que hacer.

Qué mierda... desde luego que me molestó lo que me dijeron, y será difícil que eventualmente cambie mi opinión de la persona que lo dijo, porque por ahora cree que es mejor que yo... de verdad, ojalá nunca se encuentre en mi situación para que entonces entienda lo que trataba de decirle. Ojalá nunca esté en un cuadro de depresión para el cual necesite tomar medicamente para sentirse NORMAL.

Pero lo anterior sólo me lleva a ratificar lo que he tratado de decir todo este tiempo: nunca confiensen que ven al psiquiatra o al psicólogo; lo más seguro es que no los comprederan, y saldrá contrareproduciente y hasta incómodo.

--------

* "Promesas sobre el Tibet" es el nombre de la canción.