lunes, 7 de marzo de 2005

Sólo hay dos tipos de personas

Para mí, hay sólo dos tipos de personas en el mundo: las que puedo ver a través de ellas y las que no. Con ambos grupos convivo todos los días, de hecho, sin diferencia alguna. Pero desde mi perspectiva, unas me hacen más interesante (si se le puede llamar así) la vida y las otras me hacen llevadera la vida.

Las que puedo leer me hacen llevadera la vida, porque son personas de las que ya sé qué esperar. Puedo anticipar sus pensamientos y acciones, así que puedo esperar cualquier cosa de ellas. Desde luego, eso evita que me descepcione o siquiera me deprima; de hecho, dado eso puedo anticiparme y estar preparado para no ser herido, ni siquiera rosado por algo que venga de ellos. Suena como que son medio utilitarias para mi estas personas, pero no es así. Más bien es que me puedo anticipar a ellas, eso es todo. Por eso puedo convivir muy bien con ellas, porque sé cómo llegarles o de qué hablar. Saber lo que piensa una persona o cómo se mueve, me hace fácil relacionarme con ellas y pasarmela bien, sin problemas. Al contrario, me la puedo pasar muy bien, porque de la diversidad de todos ellos, aprendo mucho.

El segundo tipo de personas (las que no puedo leer) son un tanto más complicadas para mí; por eso digo que me hacen la vida interesante. De entrada, nunca sé qué esperar de ellas. La mayor parte del tiempo las estoy tratando con pinzas. Siento que son las personas con las que más fácilmente me puedo distanciar; uno día podemos tener una relación a todo dar, pero al día siguiente estar distanciados. De estos también aprendo mucho, pero es una aventura acercame y no sentir que los invado o molesto. Entonces, es con los que convivo menos, porque - a pesar de que son los que le dan sabor y complementan mi pensamiento y sentimientos - siento que es muy dificil acercarme y no molestarlos. Frecuentemente acabo hérido y deprimido por las cosas que me pasan con ellas; cuando todo sale bien, el gozo que se me regresa es enorme.

De estos últimos parten la mayor parte de las chavas con las que de verdad quisiera tener algo serio. Así que la mayor parte del tiempo estoy tratando de saber - primero - si le gusto a alguna y luego ver la manera de acercarme sin molestar. Si le gusto a una de las chavas que puedo leer, me doy cuenta desde el primer instante, pero del grupo es casi imposible, por lo regular me equivoco.

A ver si un día de estos puedo leer a una chava de las que no puedo leer. Aunque creo que lo mejor sería, que una de ellas me leyera a mí y se diera cuenta de mis sentimientos. Hace poco creí a ver visto algo en una de las chavas que no puedo leer; sin embargo, me di cuenta que mi astigmatismo se agrava.