sábado, 5 de marzo de 2005

Lo bueno, lo malo y lo feo

Lo bueno:

Debería decir que yo, pero hablaría de lo mismo siempre, aunque hablar de mi es interesante, lo puedo hacer en una novela. (El que no se autosucciona).

Lo bueno, definitivamente, fue la obra de teatro. Las niñas se vieron excelente; ellas no se lo esperaban, pero hicieron reir al público (digo, por algo es una comedia, ¿no?), sobretodo disfrutaron la obra y sus personajes. De hecho, por primera vez se vio que cada cual estaba en su papel y lugar, es decir, la protagonista se notaba como tal y sus actrices de soporte.

Sin embargo, lo más bueno de la obra, definitivamente fue la visión que nos dio Mich al final. Por una cuestión técnica, la escena se había medio estropeado. Pero cuando parecía todo perdido, Mich se sacó algo de la manga, que demostró el colmillo retorcido que tiene. Personalmente me hizo ver que de desearlo y trabajar por ello, una día será recordada como 'diva'.

Lo malo:

¡La !"$@%%&= policia de San Pedro! Son peores que Al-Qaeda. Esos molestan con un cierto fin a US, claro, aunque sus medios sean cuestionables. La policia de San Pedro son SOB que en todo momento tratan de hacerle la pida insoportable a la gente que transitamos por las noches pacificamente por sus calles.

Para no ir más lejos, me levantaron el carro, con el último pretexto, el más irrefutable y del que les quedaba para hacerme la noche miserable: no traigo placas. Y asi fue, se llevaron al Chahuismovil, porque la burocracia mexicana hace casi imposible a un pen... inexperto como yo sacar sus placas a la primera visita. Ni modo, ahora en la semana me tengo que sacar un clon para lograr pagar placas e ir a sacar al Chahuismovil, a la ves que trabajo y estudio.

Lo feo:

No haber cambiado el cheque de mi quincena. Ahora voy a andar mendingando, hasta poder cambiarlo, aunque (como ya expliqué) creo que necesitare más ese dinero para otras cosas.

Que feo es llegar al OXXO o Seven sin un quinto para sacar las cheves. Afortunadamente, hubo patrocinador; sin embargo, siento la responsabilidad moral de después devolver lo que se me dio.

Y yo que anoche quería portarme bien, regresar temprano, no tomar mucho, para estar fresco en mi foto de generación. Pero termine sin carro y sin foto. Ahora a esperar la nueva fecha para foto.