jueves, 19 de mayo de 2005

La carcajada

Miercoles 18 de mayo. Recuerdo perfectamente lo que hacía hace un año el 18 de mayo - que si no mal recuerdo, era martes -. Fui a hacer compras con La Patty para Los Chiles. Después de tener todo lo que necesitabamos, nos pasamos a la sala de su edificio a confeccionar los premios. Como a eso del medio día, me llegó una llamada... "gracias, pero no debiste..." etc, etc.

Este miércoles 18 de mayo, ahora en la chamba: "gracias, pero con la intención basta...". Parece que un año y 2 minutos de charla, es la medida exacta.

En fin... cosas.

En la noche me fui con mis mejores aliados: los prefectos. Las historias entre nosotros, son para quedarse entre nosotros. Definitivamente, si se supieran nuestras historias, pues pasariamos verdaderas vergüenzas.

Anoche redescubrí el significado de esa frace que recita: "Más sabe el Diablo por viejo, que por diablo". Disfruté mucho darme cuenta de lo mucho que dominamos una situación, porque no era la primera vez que viviamos eso; los mismos comentarios, la misma resistencia, los mismos gritos... vaya, lo mismo de siempre. Sin embargo, siempre hay cosas nuevas y sorprendentes; es cierto también que cuando crees haberlo visto todo, alguien te saca de tu error.

Asi, disfrute mucho mi risa... porque veía como prefectos no tan recientes, ni tan añejos disfrutaron la noche, cuando hace un año la detestaron. Verlos disfrutarlos con tanta satisfacción toda la fiesta, además de verlos tan empeñados en la organización, tan participativos... y que al final verlos sonreir, con tanto placer y que te platicaran con tanto entusiasmo sus anécdotas... me causaba reír, me carcajeaba placenteramente. A eso hay que agregarle la enorme satisfacción de ver que la experiencia, superó la organización alternativa de la fiesta.

Al final de esta etapa, veo los que vienen a trás de mí y rio. Porque recuerdo las palabras del viejo Lic Mendoza: "Al principio te irás por el camino; después tomarás los atajos".