viernes, 20 de octubre de 2006

Encuentros Cercanos (¿Coincidencia? II)

Hace un año habla de las coincidencias (para ver el post, den click aquí). Sólo reiterando un poco: mi vida está compuesta de coincidencias, pero las coincidencias que hay en común con la Ausente son bastantes.

En este tiempo que llevamos distantes, sí nos hemos encontrado en varios lugares. Me gusta creer que ella no me ve, pero si yo la vi, ella debió verme también. Pero hay espacio para fingir, para perder la mirada e ignorarnos. Siempre hay manera de persistir en nuestro intento de no coincidir de una u otra manera.

Pero el este miércoles las cosas cambiaron...

Llegué a la FIL para asistir a la tercera conferencia de las jornadas de blogueros. Me quedé de ver con la Velázquez y una de sus amigas allá. Estamos platicando, cuando volteo y... ¿quién creen que vénía por el pasillo? Así es... creeanme que todo pasó por mi mente: "Ahí vienem, chin, necesito quitarme de aquí... ¡vamos wey, piensa en algo!", pero no podía hacer nada, porque estoy ahí con la Velázquez... entonces, no me quedo de otra que quedarme ahí y esperar que ella pasara.

A ella le paso lo mismo; se quedó atrapada entre que ya la había visto y la miraba, y que ella venia con una amiga (o a lo mejor compañera del trabajo) platicando. Ninguno de los dos pudo planear una "graciosa huida".

- "¡Hola! "
- "Hola... ¿cómo te va?"
- "Bien... nos vemos"
- "Ok, cuidate... me dio gusto verte"

Le doy vueltas a eso y de alguna manera fue patético. Aunque dije lo que sentía. Después, me sentí... me sentí raro... como si caminara en el aire...

Después de no vernos, ni cruzar palabra... coincidimos, para que yo descubra que todo sigue igual: ella no quiere acercarce y yo sigo enamoradísimo de ella.

He aquí mi reflexión: aun no sé porque no hemos vuelta a hablar, pero de que podremos seguir coincidiendo, parece imposible evitarlo.