martes, 17 de octubre de 2006

Y Hubo Jornada el Día Primero

"Sólo hay dos tipo de bloggers o blogueros: aquellos que escribían... en, papel, que incluso habían publicado, antes de comenzar a escribir su blog y los que comenzaron a escribir en el blog"



Ayer fue el primer día de las jornadas de bloggeros. Fue un tanto rara, pero no era para menos. En la mesa había 5 escritores locales... no, no, corrección: había 4 escritoras locales y un escritor local en la mesa.

La perspectiva con la que cada quién presentó su parte fue interesante; pero como esta parte de la jornada era para 'aquellos escritores en formación', Luís Valdez (uno de los participantes) preparó una exposición como si estuviera presentando un libro, dónde de alguna manera explicó el origen de su blog; desde luego, parecía la presentación de uno de esos libros de historias urbanas, underground, medio denso.

Pero precisamente esa perspectiva de presentación (más allá del fondo o la forma) se suscitaron dos casos: quiénes explicaban cómo comenzaron a hacer el blog y los que explicaban lo que hacían en el blog. Jennifer Ádcock, en su participación, habló cómo pasó de la libreta (la cual compartía con sus amigos... en distintas circunstancias) al blog. Pero Luís Valdez se enfocó más qué era su blog y qué utilidad tenía... si es que este tuviera alguna. Ahora, la presentación de De Noche Soy Tu Caballo fue muy completa, porque siento que tomó todos los ángulos: quiénes escriben (o sea, 9 mujeres que viven en Monterrey, aunque no "sepamos" quiénes son), por qué escriben, dónde escriben y lo que escriben; esto incluyó de dónde viene el nombre del blog/proyecto, por qué las chicas prefieren estar en el anonimato e incluso la lectura de fragmentos de los cuentos publicados en la página.

Sin embargo, fue Gabriela Torres, en su desmadre mental la que a fin de cuenta puso en la mesa un poco de... no es cierto, no fue discusión, pero sí cosas que pudieron prestarse a discusión; un ejemplo fue que cualquier cosa publicada en web, no puede ser usado en concursos, ni para pedir apoyos/becas (eso fue interesante). Además, se lanzó a comparar el "movimiento" literario de los blogs(que siento que era una parte importante de esta mesa de discusión, es decir, hablar del quehacer de un escritor como contribuyente de textos "literarios" en la web) con otros movimientos similares "en papel".

En su incursión, Gabriela Torres hizo un rápido repaso de lo que ya se había hablado, algunas de ellas son:

1) La ventaja del blog es la inmediatez. Si quieres darte a conocer como escritor, no necesitas buscar una editorial, ni esperar que acepten lo escriban, ni a la publicación de tu cuento, novela, etc... lo puedes hacer casi inmediatamente.

Alrededor de esto se pueden presentar varias cosas:
  1. Careces de un ente (ya sea la editorial o un editor en sí) que te ayude a mejorar la calidad del trabajo. Desde luego, se convierte en una oportunidad para mejorar personalmente en ortografía y gramática; además permite mejorar la calidad continuamente, pues se pueden hacer ediciones siempre.
  2. El respaldo de una editorial siempre es bueno para "certificar" el trabajo y al autor.
  3. Cualquier trabajo publicado en web, no se puede usar para concursos, ni pedir apoyos/becas... sí, lo sé, ya lo había mencionada, pero lo que no sabe es el por qué no se puede. La razón es simple, y quizá hasta obvia: pierde inédites (¿existe esa palabra? o sea, pierde lo inédito... pues); lo típico, ¿cómo probar que efectivamente alguien escribió eso, sin plagiarlo o tomarlo de alguna otra parte?).
  4. Del punto anterior se puede decir que quienes son escritores por oficio (que buscan publicar libros, en revistas, entrar a concursos, buscar reconocimientos, tener apoyos. etc.) deben saber escoger lo que van a publicar en su blog.
2. Hay dos tipos de escritores de blogs (hablando de aquellos que buscan escribir literatura): los que ya eran escritores y los que se hacen escritores. La diferencia fundamental (según lo que ayer se habló) entre los primeros y los segundos, es si - antes de comenzar con el blog - ya había publicado, ya sea algún libro, artículo de revista o periódico, por mencionar algunos.

3. Indistintamente del tipo de escritor que seas, el escribir un blog es un ejercicio útil e interesante.

En resumen, no importa si eres importante, conocido o escribes por oficio, lo importante es que la gente escriba. Hoy cualquiera puede ser escritor... la diferencia es el adjetivo: si eres bueno o malo.

Y así hubo día primero de las jornadas de blogs.