miércoles, 18 de octubre de 2006

Y Hubo Jornadas un Día Segundo

Las jornadas del día de ayer fueron un poco más... ¿cómo llamarlas?, ¿mortales, terrenales? No hubo lenguaje rebuscado, tampoco citas a libros o movimientos literarios desconocidos, ni se hablo de situaciones típicas del ambiente underground de los escritores locales... bueno, de cualquier tipo de situación que le pasa a cualquier grupo de literarios.

No, el lunes no me sentí fuera de lugar; me sentí muy identificado, pero muy lejano de un ambiente sin convesionalismos - evidentes -, en el cual me siento más a gusto por ser distante del cómo te ves. Me encantó escucharlos, porque alcancé ese estado pacheco que me entusiasma... pero que - en mi caso - lo veo como un ambito lejando, por ser - quizá - impropio... yo, no el ambiente.

Regresando a lo que pasó el día de ayer... desde luego que también me sentí identificado. ¿Hablar de "blogs inútiles" no tienes sentido? Absurdo... yo siempre he pensado que este blog es inútil, "innecesario"... desde el primer post, desde el primer día que lo registre... desde el primer día es inútil, innecesario... bueno, necesario para mí, lo demás le aplica - otra vez, quizá - a los lectores.

Es curiosa la variedad de gente que ayer se junto: un padre familia devoto del fútbol, una ama de casa, un letrado y un tecnólogo. Maravilloso... maravilloso verme reflejado en los cuatro... hago incapié "verme reflejado", que se debe de entender como: hay cosas de cada uno con las que me identifico.

Lula (el ama de casa) es una señora amena (con un poco más de seguridad que Mamá) que desde hace más o menos hace un año escribe su blog. Ella habla de lo que la rodea, principalmente su familia, amistades, casa y acontecimientos locales, sobre todos los televisivos (como el Teletón o el asesinato de Cumbres). Jamás pensé que una señora que hablará "abiertamente" de su vida pudiera tener tan gran audiencia; digo "abiertamente" porque apesar de hablar de manera sincera de todo, siempre cuida su anonimato (perdido, en parte, anoche), el de ella, su familia y los protagonistas de sus historias. Por lo anterior, me identifiqué con ella, porque busco no comprometer a nadie, ni a mí, con lo que publico.

Está Aurelio (padre de famila devoto de fútbol)... que de eso tratan sus blogs (porque es uno de su familia y otro sobre fútbol). Él, al contrario de Lula, habla abiertamente de lo que pasa en su hogar y en fútbol, con pelos y dientes, con nombres y apellidos; parece increíble que se le ocurriera hacer un blog sólo para tener informada a la familia que vive fuera de la ciudad; incluso incluye fotos y video. Él tiene la parte de "me apasiona algo, que debo escribir sobre eso"; también, quiero que mis cercanos sepan qué es lo que pasa con mi vida.

Buho (el letrado) fue el más auténtico de la mesa (diría que de las dos mesas). No hubo vez que no hablara la boca que no nos hiciera reir. Eso no pasa con frecuencia: que alguien sin tener algo prefabricado, puede hacer reir a la gente tan nutridamente. De hecho, en su cara se podía ver cómo saltaban las ideas en su mente y entonces las hacía salir con naturalidad. Su blog... su blog habla de todo: de lo que hace, no hace, le gusta, a quién se liga, quién le rompe el corazón... etc. Podrán atinar que con quién más identifiqué, porque en general nuestros blogs son muy similares, aunque yo carezco de su chispa.

Finalmente, Moises Kirsch (el tecnólogo)... egresado de ISC del Tec de Monterrey... así es, camarada de carrera. Si bien él era un personaje - desde mi punto de vista - en la carrera, de pronto, verlo en la mesa y a parte escuchar la variedad de blogs que manejaba... pues no era menos para sorprender y continuar con la imagen de personaje. Sus blogs van desde mostrar código (in)útil, hasta un blog que recomienda qué comer... ¿qué loco, no?

Lo mejor de todo es que podría decir que fue una sesión fácil, dinámica, agradable; lo mejor es que hubo mucha gente preguntando. Aunque hubo dos personas que participaron de más. Omitiré a una, para enforcarme en quién Issa se ha encargado de nombrar "Frank Zappa". Mr Frank Zappa (un argentino, que da la pinta de rockanrolero setentero o alguna especie de letredo, literario sabelotodo, sacado de una farsa de Armando Hoyos... a parte de ser argentino, sí de esos, de los que se sienten hijos de Dios, o sea, Maradona) hizo una pregunta que estaba - a mí parecer - muy fuera del lugar. Podría de alguna manera recapitular sus palabras, pero su pregunta fue (o su pregunta compuesta): ¿cómo lidiar con las personas que entran a tu blog a contradecir (o incluso insultar) a tu persona o blog?, ¿dónde comienza lo privado y termina lo público?

La respuesta es fácil, contestando las preguntas en sentido contrario. 1) Si quieres un espacio donde escribas de lo que quieras y no quieras que nadie te lleve la contraria o insulte, comprate una libreta; o, no escribas en un blog, porque por definición son públicos. Aun sí, si quisieras que alguien no entrará a "tu templo"*, podrías usar alguna restricción como algún password y permitir el acceso a quienes consideras aptos para tu contenido. Pero... yo creo que pierde el chiste escribir en el blog. 2) Ignóralos, borra sus comentarios, desabilita que puedan dejar comentarios... amén.

Por mí parte... necesité salir antes de las 9:00 pm, para poder alcanzar el camión que me lleva al Tec. En la salida me topé a Gabriela Torres y traté de felicitarla por su... ¿dije incursión? Bueno, asumiendo que era la palabra correcta, la felicité rápidamente por su "incursión"... creo que no fue su hit.

Y hubo día dos de jornadas.

-----
* Así se refiero al blog el amigo.