viernes, 11 de mayo de 2007

En Algun Lugar de Florida...

... Chahuistle, haciendose de todo tipo de manianas*, logro conectarse en el ultimo dia de la semana a una computadora.

Nuestro intrepido heroe se ha perdido 3 semanas de eventos que contar. Y no es que no haya que contar, es que no habia tiempo para hacerlo... 3 SEMANAS SIN HABER ESCRITO. Eso es tan malo como... como... ir a Veracruz y no tomarse un cafe en la Parroquia... si, algo asi...



Mis estimados lectores (al menos el Capi y algun otro ilusionado esperando que publicara algo) no es que no haya querido escribir, es que no habia habido chance.

El jueves 19 de abril pasara a la historia (al menos la mia) como un dia trascendente. Pues ya ven que ese dia hasta habia escrito 3 posts (que por cierto... Fanny, comienzo a pensar que a ti hay que tomarte por la fuerza, pero bueno, eso lo veremos luego); ya andaba yo saboreandome la Feria de San Marcos - porque esa noche salia para Aguascalientes, a recuperar ese fallido entrenamiento de la semana anterior -, cuando recibi un llamado de una de mis lideres que me preguntaba por mis vacaciones. Yo pense que por obra divina, alguien habia sentido compasion por mi y me darian todas mis vacaciones antes de que el siguiente proyecto comenzara.

Pero no, y si, o sea, no, no era para mis vacaciones, si no para lo del siguiente proyecto. "Te acuerdas que me dijiste que si se habria el proyecto en Jacksonville, si te regresabas? Pues necesito que me confirmes tu respuesta en este momento...", me decia mi jefa por telefono. Pues yo me dije: "Si lo pienso, me la pierdo". Entonces confirme a mi lider que si, que yo no me rajaba.

Despues de esa confirmacion, mi vida - por al menos los siguientes 15 dias - se convertiria en una carrera contra el tiempo... el cual no estaba acotado por ningun lado. No les quiero hacer el cuento muy largo, pero al momento de la llamada mi lider queria que fuera a Aguascalientes, y despues de tomar el curso, regresara a Monterrey, tomara maletas, tomara un avion y regresara con el primer rayo de sol del siguiente jueves a Jacksonville. Dado lo imposible de tan apresurado plan, decidieron respetar los tres dias de vacaciones que ya me habian autorizado... para que puediera hacer maletas y poder viajar con tiempo.

Como descubriran en los relatos posteriores, la aventura para llegar a Jacksonville fue... fue... bueno, ya viendolo el dia de hoy, fue muy comica (si Samael, ya no nos queda de otra... hay que reirnos, porque ya ni llorar es bueno). Maniana sabado cumplo una semana aqui; entre otras cosas, regrese en el transcurso de un mes a Monterrey, solo para la cita de visa, recoger otros triques, embarcar lo restante a Veracruz y finalmente despedirme como es debido.^

Les aviso con tiempo y pondre una fecha factible para decirles "hasta luego". Por lo pronto he de decirles que estoy bien, con mucho trabajo en puerta, pero muy emocionado de esta nueva aventura. Ahora mis preocupaciones se reducen a: encontrar apartamento, comprar automovil y prevalecer en el negocio.

-----

* Si, otra vez modo "sin teclado en espaniol".

^ El Capi me llamo para invitarme unas cheves... obvio que cuando supo que ya no estaba en Monterrey, me hizo la observacion de que era un hijo de la tal por cual por no haberme despedido. "Y ya sabes que soy muy sentido", me dijo.

Aunque a lo mejor no sirve como justificacion (porque asi como Elias, hay una tropa de gente muy sentida, que los quiero y adoro solo por el hecho de ser mis amigos), pero le pido una disculpa a todos aquellos que sinceramente se querian despedirme, pero como descrubiran en mi cronica, me fui despues de lo que dije y antes de lo que pensaba... no por mi, si no por circunstancias ajenas.