martes, 19 de septiembre de 2006

"I'm Falling in Love Again"

I'm so tired, of falling in love, finding easier to fall
out. [...] I'm falling in love again; girl, this time is with you
Falling In Love Again (Eagle Eye Cherry)

La mayor parte del tiempo me identifico con esa canción. Le realidad es que siempre me estoy enamorando. Y no es que fall out de una, para luego fall in love con otra; más bien, vivo enamorado de muchas.

Son de esas veces que las niñas que conozco deben agradecer que no soy árabe (de esos que se les permite casarse con varias mujeres), ni millonario. Creo que cada año - por lo menos - me estaría casando. Si sólo fuera millonario, creo que estaría lleno de recursos que me harían más fácil el acceso a TODAS las mujeres de las que estoy enamorado;* digo, solo piensen que si un padre ve que un millonario se fija en su hija, se sentirá más tranquilo de dejarla salir con él, más que con el vatito que comparte banca en la escuela o el compañero de trabajo - dinero mata carita. Peor si pudiera tener varias esposas y millonario; ya me vería a cada rato arreglando dotes para las 'princesitas' de papi... o sea, el papá de ellas, no yo (who's your daddy?).

Pero soy - por mucho - una persona que dista ser árabe, millonario y mucho menos un conquistador irremediable, un Don Juan, un macho dominador o semental insaciable. Soy todo lo contrario, sin llegar a lo radical... espero.

Me enamoro con mucha facilidad. Y aunque no busco pretextos para hacerlo, resulta fácil encontrar un motivo para enamorarme de algunas chicas. Comenzando por la descripción que de la chica de mis sueños^, hasta las chicas que les gusta sonreír, escuchar la música que yo escucho, ser mi rival intelectual, entre muchos otros detalles.

Por ejemplo, las primas. La prima de Camarón, que desde hace casi un año la traigo en mente; la prima de Alex (que la conocí de vista en la boda de Ricardo), que es una chulada de niña... lástima que no hubo manera de acercarme bajo algún pretexto (no, bailar no es mi fuerte). Hablando de teatro, la chica que salía con Xoch en la obra de las 'Pelonas' y Gaby (que tiene como un año que no la veo). Además de otras 3 niñas... que no puedo ni darles pistas, por miedo a causar algo incomodo y no deseable.° La 'vecina' del trabajo, que nunca pude tampoco acercarme siquiera, no tuve ni chance de saludarla alguna vez. La Porrista, la Güera, Kelly, Diez, la China, Laly, la Sista, la Chica de las Fotos, Laila, Velásquez, Citlali, D'Santos, Mine, Moira, Fanny, Aenima... y no podía faltar, la Ausente.

Me faltaría poner las que de manera esporádica se agregan a este grupo... es sólo que hay veces que me traen pensando en ellas, pero de un día a otro pasa algo que me hace hacerlas a un lado. Debo de aclarar que son las niñas de las que estoy enamorado; no son aquellas que sencillamente me siento atraído de manera física... si no que hay algo más, como que algo más... como que un 'no sé qué, que qué sé yo'.

Hay días completos que los dedico a planear mi encuentro con ellas. Todo va desde agarrar fuerzas para llamarles... sobretodo, hacer la llamada, tener las fuerzas dizque para agarrar mis emociones... pero antes ya abre tratado las posibilidades de mis propuestas vs. sus respuestas, si hay presupuesto para salir con ellas y los lugares o eventos para llevarlas. En el caso de la Diez, he escrito - por lo menos - dos encuentros con ella... que después de planearlos mucho, como quiera no me hago de las fuerzas suficientes para buscarla. De hecho, en la mayor parte del tiempo, les llamo con miedo y cuando no las encuentro, me da cierta tranquilidad, a la vez de corajillo... eso si al final me hago de fuerzas para llamarlas y no hallo algún pretexto para no hacerlo.

En ciertas ocasiones, inspirado por un acto de ellas, me rindo a escribir. Por ejemplo, las fotografías de - obviamente - la Chica de las Fotos. También le he escrito a la China, Mine, Moira, D'Santos, la Güera, Layla, Laly y Velásquez. Lo curioso es que nunca me incluyo en la historias; más bien siempre escribo como si ellas participaran en alguna película y yo platicará lo que veo... es mi simple fascinación de admirarlas.

Ni se diga de aquellas que no puedo ni alcanzar, como la Higareda. De vez en cuando, viene a mí la duda: ¿algún día se cumplirá mi fantasía, de sólo conocerla y decirle: 'Hola, como sé que es la única vez que cruzaremos palabra, debo decirte: pienso que eres hermosa y desde que sé que existes he vivido enamorado de ti'? O que andando por el Café Iguana o el Koko Loko, sin esperarlo o darme cuenta, conociera a la Lafourcade... A fin de cuentas, sólo fantasías.

Todavía fantaseo del día que pueda sentarme otra vez en el café a hablar largas horas con la Ausente. Aun pienso que algún día la Güera por lo menos - ¡por lo menos! - me compartirá un beso. Sigo tras la ilusión que la Chica de las Fotos querrá compartir algo en su locura y fantasía. Siento que de pronto Citlali no me verá tan por debajo de su intelecto y querrá compartir discusiones eternas... en fin.

De vez en cuando, me puedo sentar a pensar en todas ellas. A pensar en encuentros que nunca pasarán; en charlas que no ocurrirán; en besos y en roses lejanos. Y todas valen la pena... lo valen... de otra manera no estaría fantaseando ni con su cabello, su sonrisa, sus ojos, sus labios, su risa, sus palabras, y, y... ejem, bueno, todo lo demás. ¡Soy un romántico! De vez en cuando fantaseo alguna aventura con alguna de ellas. En esas ocasiones, así como cuando sueño algo en que aparece alguna de ellas, la imagen permanece en mi mente, la sensación en mi piel y la emoción engalana el corazón. ¿Ven lo que digo de que les escribo? Hay veces que sólo deseo estar a solas y compartir con mi musa todo lo que le he escrito; también decirle que es es hermosa, o que es adorable o sencillamente que me hace sentir muy bien... y entonces pasar largos ratos adulándola y chiqueándola.

No recuerdo que ensayista lo dijo, pero que cierto es que 'el escritor habla de aquello que no tiene'. Estoy de acuerdo, porque si disfrutara de la compañía y el cariño de cualquiera de ellas (que para tal caso, ya no sería un simple romance lo que sentiría), no estaría dando tantos detalles, ni escribiendo al respecto como lo hago ahora.

Estar enamorado es el paso que antecede al querer - que a su vez, antecede al amar -, pero que es precedido por gustar. Afortunadamente las puedo querer a todas en mi mundo, aunque al desearía que alguna bajara al él, para volverlo realidad. Mientras tanto, i'm falling in love again, and this time is with...

-----
* Antes de que Marthita fuera Marthita (es decir, antes que saliera en la película de Amar Te Duele y todos los pubertos adolescentes se la quisieran echar al plato), recuerdo haber visto este comercial de toallas íntimas (creo que era Saba Teens), donde ella salía bailando en una disco y luego presentando las toallas.


Recuerdo que era la segunda o tercera vez que veía el comercial, cuando estaba con Trax y se me salió platicarle una idea que vino a mí desde el primer día que vi el anuncio. "Estaría bien chido que fuéramos algo así como juniors o que tuviéramos conocidos en la farándula o los medios... entonces pudieras llamar y preguntar por esa chica, saber quién es, cómo localizarla. Así, la contactas y sales con ella... qué chido estaría, ¿no?"

^ ¿Cómo es la mujer que me gusta?, 22 de junio de 2006.

° Hace unos días platicando con Pasita y Pensadora, resulto que resulta muy incómodo para niña darse cuenta que un "amigo" la ve con ojos distintos a los de la amistad. De ahí que tampoco menciono gusto en grupos de personas aun más cercanos a mí... Y ni pistas les doy.