viernes, 1 de septiembre de 2006

Planes Vacacionales

¡Al fin, me voy... me voy de vacaciones! Hoy viernes salgo de viaje y a disfrutar un merecidísimo receso del trabajo y demás actividades.
 
Hoy, salgo para Guadalajar, ahí me quedo en casa de la Organizadora; de hecho, no voy solo: me acompaña Cuervo, Niño y la Organizadora. El sábado temprano, viajamos a Uruapan, pues en la noche es la boda del Goose y la Cruz; allá nos reuniremos con el resto de la banda prefectil/exprefectil.
 
El domingo regresamos a Guadalajara, donde me separo del resto de la banda: ellos regresan a Monterrey y yo me quedo una noche más, pero ahora con Pepin*. Tenía planes de quedarme un día más en Guadalajara, visitando a Pepin, pero le complicaba la existencia a él y a parte podría complicar que Juan Sin Miedo y yo nos reunieramos en Veracruz.
 
En fin, el lunes en la tarde salgo para Veracruz, pero antes hago una escala como de 3 horas en Toluca. El lunes, como a eso de las 8 de la noche, ya estaré en mi queridísimo puerto y ciudad de Veracruz... ahhhh, ya me estoy imaginando oler la ciudad.
 
Voy a estar cinco días de visita en casa de mis papas. Espero dormir mucho, comer mucho y descansar mucho. Entre los planes están: ver al Samael, Randú y la Chikis, más quién se cruce en el camino, pues puede que aparezca el Oso y la Diez (y si me la encuentro, espero toparme la con la China), pero no sé aun. Desde luego, la razón principal de la visita es hablar con Juan Sin Miedo sobre mudarme a vivir a Australia; espero que me de suficientes detalles para ello, además de poder hacer algún plan futurístico. Me gustaría pensar que él me llegará con buenas noticias, algo así como que 'un amigo me dijo que si se trata de que te vayas para allá, te da chamba mientras algo mejor'... y eso es todo lo que necesito para poder sacar la visa australiana... ay, cuántos planes... so far, so close.
 
En fin, Christy me dijo que necesitaba comer y dormir, así que estas vacaciones habrán de servir a ese proposito. Espero poder ir a tirarme, aunque sea un día, a la playa... pero, ¡gracias huracanes!, creo que no podré. Por cierto, espero visitas en mi casa y me hago calabaza después de las 12... insisto: no desvelos, ni mal pasadas. Luego  no quiero necesitar vacaciones de las vacaciones.
 
Afortunadamente, desde hace un rato, no tengo capitulos inconclusos en Veracruz. Así que cada vez que voy me aburro mentalmente. No hay amores abandonados, ni amores platónicos... nada y ¡qué bueno!
 
Finalmente, me voy a ir a echar los nuevos dramas de mi familia: que mi hermano anda solo y extrañando a la novia (pues se le fue a estudiar a México), mis papas viendo cómo se dará la venta de la casa, la inevitable mudanza y la nueva vida lejos de la reboltosa zona de Villa del Mar.
 
El sábado levanto vuelo (creo que será la vez que en tapoco tiempo, haga tantos vuelos... yo creo que volaré en avión esta semana lo mismo que vole todo el año pasado) de mi querido Veracruz a la Sultana del Norte. El mismo sábado, de regreso en Monterrey, correré a lo que vaya a ser alguna fiesta de los de teatro... ya ven, dicen que 'el interés, tiene pies'.
 
Además, el domingo estoy comprometido a ir a El Festin de las Pelonas, porque la Arelí se despide y lleva 6 meses recordandome, que no falte. Pues no puedo fallarle.
 
No sé si durante mi estancia pueda conectarme a escribir algo, ojala no. Como quiera, raza prestada en Monterrey o originarios de la región, los veo de regreso el sábado. Cualquier cosa me pueden contactar en mi celular. Bon Voyage.