miércoles, 11 de abril de 2007

Coincidencias en Aguascalientes

Es raro llegar a un lugar nuevo, donde un buen de personas de conocen o reconocen. Así me ha pasado hasta ahora en Aguascalientes. La verdad es que son cosas tan raras.

Comenzando por el Oso Bimbo* (no Samael, este es otro Oso, que no tiene nada que ver - y reitero: "no tiene nada que ver" - ); a este Oso lo conocí en 1er año de secundaria, cuando era Lasallista. Cuando me cambié al Hispano, algún tiempo después coincidimos también. Pues nueve años después resulta que nos topamos en Aguascalientes; trabajamos para la misma empresa, aunque no en la misma área.

En el mismo changarro trabaja el Fede; este es un cuate que conocí recién llegué a vivir a Residencias. Resulta que él es de Aguascalientes, pero antes de salir de Monterrey, entró a laborar en la misma empresa. Él sí labora en la misma cuenta que yo, aunque difícilmente coincidiremos en algún proyecto... pero, ¿quién lo sabe?

A estos, hay que agregarle toda la gente que conocía de oídas y que trabaje mucho tiempo con ellos, sin conocerlos en persona. El caso es el de Mire^, a quien después de dos año de conocernos virtualmente, al fin coincidimos en persona. Si algo no cambia, es que siempre está bien metida en su chamba... chale. Y con ella, varios que ni siquiera había trabajando con ellos, pero conocía de oídas o porque en alguna ocasión necesité contactarlo para preguntarles algo.
Aunque la sensación de entrar al área de la cuenta fue extraña. Todo el mundo nos volteaba a ver como bichos raros (porque la Jefa está aquí también); no faltó quién se acercara a preguntarnos que Pachuca con Toluca con nosotros... o sea, que si no pertenecíamos al área, que mejor ahuecáramos el ala...

Lo anterior quedó atrás; ahora hasta me asignaron computadora para poder trabajar, mientras se decide nuestro destino y el del entrenamiento famoso. Parece ser que mañana comenzaríamos, para terminar el siguiente martes... lo cual a mí me parece maravilloso. De otra forma, las cosas podrían complicarse de una manera triste; espero que los dioses del IT se apiaden de esta alma atormentada y geek, y le permitan regresar a Monterrey a realizar sus planes.

-----

* ¿Qué por qué "Oso Bimbo"? Lo que pasa es que en aquellos años pubertos, el amigo era chaparrito, gordito y blanco, blanco, además de que su tono de voz y manera de hablar era muy particular. A alguien le preció que todo - al juntarlo - daba como producto el Osito Bimbo ("Con el cariño de siempre...").

^ Así es, la misma que seguía mi blog algún tiempo atrás.