lunes, 6 de febrero de 2006

"Esto es algo de hombres" o esas pequeñas diferencias

Sábado por la noche, como a eso de las 8:00 pm. Estuve jugando GTA (San Andreas) desde la 1:00 pm. Todo iba muy bien, en seis horas (que bueno que sabe contar) había avanzado en el juego todo lo que había avanzado en una semana jugando en promedio 8 horas díarias*. Lo anterior, porque como ustedes recordaran (hecho publicado en este blog el 22 de marzo del 2005, cuando en aquella mañana me topé con aquella niña que aun NADIE me da razón de ella) estuve dedicado hace tiempo a jugar GTA, pero en el PS2 de Jimmy, así que volví a empezar ahora que compré el XBOX.

Como les decía, todo iba bien... hasta que vi que Alex comenzó a movilizarse en la casa:

- "¿Ya tienes plan para hoy?" (Plática privada: Espero me diga no, para ir al cine juntos)
- "Sí"
- "Ahhhh... ¿qué vas a hacer?"
- "Voy a una fiesta con unos amigos"
- "Ah, cool"

Después de eso, comenzó en mí una charla interna que decía: "Wey, no manches; sigues en pijamas. Desde la 1:00 pm que te levantaste has estado jugando GTA... ¡por seis horas! ¿No crees que en vez de estar de nerdo antisocial, deberías salir con tus amigos?". Entonces me dije a mi mismo: "Mi mismo... ¡tienes toda la razón!". Así, tomé el chahuismisor (o sea, el celular) y mandé mensajes hasta las partes más distantes de Monterrey; en eso, que el Chalo, respondé al llamado (sonido de la batiseñal: tara-rara!).

- "¿Qué me propones?"
- "¿Qué plan tienes?"
- "Pues, ¿cuál es tu idea?"
- "Lo más que te puedo ofrecer es ir por unas cheves al Jac & Ray o comprar algo e ir a tu cantón".
- "Mmmm... mira viejo, Clau, una amiga de ella, un amigo mio y su novia vamos al un lugar por el Gibas... ¿te acoplas?"
- "Mmmm... va, ¿dónde y a qué hora nos vemos?
- "En mi casa, a las 10:20 pm; llega antes porque a las 10:30 pm me quedé de ver con mi cuate frente al Gibas"
- "Sobresssss"

No lo pude evitar, seguí jugando GTA hasta las 10:15 pm. "Ay, cuánto me puedo hacer a casa del Chalo, si me hago 20 minutos a la chamba que está al otro lado de la ciuda"#, me decía Mi Mismo. Pues me hice casi 20 minutos a casa del Chalo; o sea, a la mitad del trayecto tuve que entrar en GTA Mode para llegar, porque de plano el tráfico y la gente de plano venían en la lela.

Para no hacerles el cuento más largo, paso por el Chalo y Clau. Nos topamos con sus amigos, entramos al lugarcillo este (que es donde antes estaban los otros tacos árabes) y luego nos alcanzó la amiga de Clau. A modo de comercial, el lugar está chido (aunque el mobiliario no tanto); nos antendieron bien y la música estuvo de pelos (puro alternativo y grunge).

Entre el Chalo y un servidor hicimos una rápida reseña de nuestras aventuras juntos, incluido el Antochu. Incluso apareció el Cámara, coprotagonista de aquella historia resumida en la frase: "No cámara, no cámara".

Salimos como a las 2:30 am del lugar, para irnos cada quién en su cantón. Para serles franco, todo pasó muy rápido, pero recuerdo que iba bacilando a Chalo y a Clau; frente al carro, Chalo trata de defenderse diciendo: "Es que nunca lo entenderas; esto es algo de hombres". No entendí, pero pensé que se lo decía a Clau. "Ay caramba, pero se supone que la debía de defender, no echarle carrilla... ¿qué le pasa al Chalo?". En eso, nos cae el veinte a los tres de lo que dijo el menso. En vez de decir "esto es algo de pareja", dijo "esto es algo de hombres". Risas y golpes en el carro.

En fin, 2:45 am en mi camita, esperando descansar lo suficiente para:

1) Ver el Super Bowl
2) Jugar GTA

Que hermosa es la vida.

¿Mande? ¿Qué tiene que ver el blog con eso 'esas pequeñas diferencias'? No manches, ¿se los tengo que explicar? Ok, primero es la diferencia entre el ritmo de vida de Alex y la mía y segundo es una ironía del la frase de Chalo, ¿ya? Asshh.

* Sí, 6 horas. Sí, ya sé que de la 1:00 pm a las 8:00 pm son 7 horas. No, no descubrí como brincar en el tiempo; aun lo leo "La Filosofía del Viaje en el Tiempo". No, lo que pasa es que llegó el señor de la renta dos veces a la casa, más la vez que el dueño del departamento de arriba llegó a hablar conmigo y cuando subí abrirle la puerta porque se había quedado encerrado en el área de srevicio, más el tiempo que invertí haciendo de comer y las idas al baño, es como una hora de tiempo, ¿ya?

# Sí, así, "al otro lado de la ciuda"