martes, 19 de diciembre de 2006

Hoy No Estoy Enamorado

Hoy no me siento enamorado de ninguna. Hoy podría ser un borrón y cuenta nueva… pero no es cierto.

Sólo es momentáneo. Pero lo que es sí es cierto es que hoy podría ser un albañil que grita de cosas a las mujeres. Uno de esos tipos que caminan por la calle y cuando pasa una chava voluptuosa, se le quedan viendo lujuriosamente, incluso voltean para verla por detrás; o sencillamente uno de esos hombres que se quedan parados o sentados por mucho tiempo en un lugar para ver a las niñas pasar y observar las piernas de aquellas que llevan minifalda; o de esos que con la mirada las desnudan, o por lo menos observan detenidamente para ver qué ropa interior traen. Quizá podría ser uno de esos desesperados por el sexo, que llaman para pedir y pagar por compañía. Incluso, no sería sorprendente de que apareciera en un table dance, que aparte de ver a las tipas encuerarse, las invitara a sentarse en sus piernas, manosearlas y buscar un privado con ellas. También cabría la posibilidad de buscar fotografías de alguna actriz, para masturbarme pensando en ella; peor aun, fotografías de mis amigas. ¿Y por qué no? Si tanto se me da, escribir historias perversas en las que yo soy el protagonista y escojo a cualquier chava que se me antoja… mejor, más de una; entonces, el cielo sería el límite: desde sexo convencional, pasando por orgías e incluso actos sadomasoquistas, tortura y snuff.

Sí, hoy podría ser cualquiera de esos hombres que hacen eso hoy en alguna parte. Yo tengo más autodominio en eso. Más pronto, que tarde, regresaré a mis enamoramientos y seguiré cometiendo estupideces en nombre del amor; quizá mañana podría escribir todo lo contrario y hablar otra vez de las maravillas de mis musas. Por lo pronto, sólo estoy muy molesto, muy peído y muy decepcionado… hoy no estoy enamorado.