viernes, 1 de diciembre de 2006

¿Quién Conoce Todos los Finales?

Anoche charlaba con Niño sobre temas verdaderamente existenciales.

El resumen de la charla está en una frase que Gandalf le dice a Frodo: Even the very wise cannot see all ends (Siquiera el más sabio puede ver todos los finales).

Y esa es realidad, que no podemos saber que viene adelante de nosotros después de tomar cierto camino.

Comentábamos que muchas veces dejamos de hacer cosas, por meditar en si será lo mejor. Entonces, evitamos eso que queremos, por temor a equivocarnos. Ejemplo: La chava con la que estoy saliendo, ¿de verdad la quiero?, ¿de verdad quiero andar con ella?, ¿y si me equivoco? Pero si la dejo ir... o sea, ¿qué tal si es la mujer de mi vida? (Desde luego, esto es un ejemplo, pura ficción... porque no estoy saliendo con nadie).

Salvador - el psicólogo que visitaba hace una año - me decía que hay tres tipos de personas: las que piensan, las que sienten y las que actúan. Los errores que comúnmente comenten este tipo de personas son: el que piensa, actúa; el que actúa, siente y el que siente, piensa. Mi caso es que soy un tipo de persona que siente; mi error es que si siento algo, lo racionalizo. Seguimos el ejemplo de las relaciones amorosas: me gusta una chava, que me agrada y me llena, pero pienso: "Si le digo que me gusta, me dejará de hablar y me rechazara... y no quiero eso", y como resulta de ese pensamiento, evito decirle algo y eso que siento se vuelve un sufrimiento.

En otras palabras, si caes en arenas movedizas, no preguntas por qué caíste en ellas, si no cómo saldrás de ellas... cuando estés fuera, averiguas por qué caíste ellas. La solución a este problema es seguir sintiendo, sin racionalizar lo que sientes y usar los sentimientos como herramienta de creación. Y esto ya lo he comentado, pero este blog es esa creación que me ayuda a manejar mis sentimientos, en vez de querer controlarlos con mis pensamientos.

Así, lo único que queda es ser sincero con uno mismo y hacerse responsable de quién eres y provocas. Si tomas un camino que no es el adecuada, la mayor parte del tiempo habrá oportunidad de recapacitar y tomar un sendero distinto... que no necesariamente es el correcto. "Un paso atrás, pero en la dirección correcta", cita que usa con frecuencia el Capi (que en realidad es tomada de La Casa de Té de la Luna de Agosto).

Finalmente, Niño sigue con gran inquietud sobre su existencia. Ya veremos.

(Este blog en realidad se publicaría el jueves 30 de noviembre de 2006. Pero el trabajo no me lo permitió)