miércoles, 29 de noviembre de 2006

México Violento, Grotesco y Fársico

¿Recuerdan el mundial de Francia '98?, ¿se acuerdan del incidente que hubo? Le recuerdo de volada. Un día sale en las noticias que alguien se había orinado sobre la llama que está en el Arco del Triunfo y la apago.

Hace unos años (cuando existía la revista Mientras Tanto) José Ramón escribió sobre el evento - trataré de parafrasear su artículo. Pues todo el mundo se rió y en México decíamos en broma: "Seguramente fue un mexicano". ¡Oh sorpresa!, cuando nos fuimos a enterar que - efectivamente - había sido un mexicano el de tal osadía.

Desde luego que podemos hablar de todas las implicaciones que el acto tiene. Pero yo lo uso como ejemplo de entrada para hablar de lo que hoy pasa en México.

México ha dejado de ser el país pacífico y pintoresco que recuerdo de mi niñez. Desde luego que Fox vive en una fantasía al decir que nada pasa en México.

¿Díganme si no es el colmo que diputados se estén... - Dios mío - ¡peleando!, y no en cualquier lugar, si no ni más ni menos que en pleno San Lázaro, la casa de donde emanan nuestras leyes. Y no es ninguna historia de risa (los periódicos a lo mejor lo hacen ver así, para suavizar la noticia), eso está sacado de una película de esas gringas en las que alguien puede sacar una bazooka de sus pantalones, usar una gallina como flecha o si le cae un piano encima, sólo quedar aplastado como calcomanía.

Yo no creo que nada de lo que está pasando es para reírse. ¿Cómo va a ser risible que personas a las que le pagamos para que den las bases de la convivencia y la armonía (además muchas otras cosas) se agarren a golpes y armen zafarrancho en el Congreso de la Unión (¡de la Unión!)? A esto quiero agregar las ganas de jorobar que tiene la gente del PRD. Con buenas o justas intenciones o no, no puede ser que provoquen o se vean envueltos (ya con tanta frecuencia) en estos numeritos.

¿Qué clase de gobierno ofrecen a México?, ¿algo así como lo que pudimos ver en la película de Gangs of New York City? Ahora nos repartiremos el país en pandillas y cuando sea necesario arreglar algo, lo haremos en las calles, a golpes, a machetazos, insultos y otras mañas callejeras.

Desde el 1 de septiembre gente como la que se presta a esos despliegues de desorden y violencia, sólo provocan que muchos nos avergoncemos de México... o sea, de todos y nosotros mismos. Insisto, ¿cómo quieren que seamos vistos? Gente del PRD se queja de ser esteriotipados como gente sin educación, sin principios, ignorantes. Supongo que todo lo que han hecho últimamente no tiene nada que ver con mejorar esa imagen.

A eso agréguenle la violencia real (la que deberían estar persiguiendo los tres poderes de la Unión, en vez de estar haciendo cruzadas por el poder)... y no hablo sólo de los narcos, si no en general de toda la violencia, en todas direcciones. En menos de un año, se han suscitado dos movimientos "sociales" de importancia, que han generado violencia (Atenco y Oaxaca); a eso agrínguenle las ejecuciones de los narcos y cualquier otra forma de violencia.

La educación que se ha visto por el caño. Gobernadores descaradamente inútiles (hola Ulises) o ladrones (insisto, señálenme una sola ciudad que le llegue a Boston, para que un gobernador gané más que el gobernador de Massachusetts). La
Iglesia metida en todo y más allá... siendo la mayoría cosas que ni le incumben; en vez de que algunas fracciones quieran seguir confundiendo a la gente, deberían estar buscando la forma de limpiar su propia institución.

A mí no me da risa. Eso de "eso sólo pasa en México", o "sólo aun mexicano se le podía ocurrir", o "tenía que ser mexicano"... no podemos seguir diciéndolo y que nos dé risa. No podemos seguir patrocinando nuestra propia destrucción.

Yo quiero vivir otra vez en México en paz (hasta donde sea posible, digo). Por desgracia, hay muchas personas que prefieren ver a México destruido y dividido, antes de permitir que las cosas salgan de lo que les conviene.

¡Viva México! Ojala tu gente despierte algún día.