viernes, 17 de noviembre de 2006

Para Fanny

Fanny siempre me reclama que nunca le escribo su historia porno... pero siempre le digo que no, que no voy a escribir algo porno de ella, que no me atrevería. Pero ella está chinche, chinche y chinche: "Ándale, sí porfas, sí sí sí... ¿sí?".

(Todo lo anterior, por favor, considérenlo una ficción)

En fin, doña Fanny es una ferviente lectora de mi blog. Así como un actor busca tener un protagónico en algún moment de su vida, también a ella le gustaría un blog en que hable - no sé qué cosas - de ella.

Y pues sí, de alguna manera, alguien que insiste tanto debe merecer un blog y mensión especial. El problema, en realidad, es qué decir.

Digo, porque les puedo platicar muchas anécdotas... aunque, el problema son cuáles. Lo que sí es que me ha hecho hacer algunas cosas que van encontra de mis principios, sí, cómo no; un ejemplo claro fue hacerme ir a la Chabela y todavía hacerme bailar reggetón... ¡qué horror! Pero bueno, ¿qué se le va a ser?

La cuestión es que como que nuestra relación es... es... es algo que... que... que es dificil de explicar. ¿Por qué? Bueno, si yo leyerá en un blog que le gusto a alguien en el sentido platónico y me siguiera llevando con esa persona, de repente de una manera platónica y otras veces 'haciéndome wey', pues desde luego que complica describir la relación.

No voy a negar que la paso bien con ella. Me encanta cuando en pleno pasillo me reclama que ha leído de mis declaraciones románticas a "otras". Pero eso está bien, no me molesta en lo mínimo (aunque no sé si a ella sí * mueca *).

Por ahí hay unos pendientillos (¿verdad Fanny, verdad?), que veremos cuándo llegan. Por lo demás... a ver qué día se deja incluir en alguna historia porno... eso sería interesante.