jueves, 16 de noviembre de 2006

Un día de Furia V1.5

"Despite all my rage, I'm still just a rat in a cage ...
Then someone will say what is lost can never be saved"

Bullet With Butlerfly Wings, The Smashing Pumpkins

Hoy es uno de esos días en que me levante de malas. En esta ocasión se debe a la no muy hábil administración de trabajo de un colega del trabajo, que nos hizo trabajar en algo que al final él haría. Sinceramente, no estaba muy contento por eso, sobretodo porque no siguió el arreglo que ya habíamos puesto para trabajar.

Y no sólo eso... sencillamente me levante de malas... y ya, porque sí, porque ando molesto. De hecho, el blog de ayer vino como consecuencia de malestar y stress de ayer. Siento que nadie me quiere, que todo lo que hago está mal ("es que dice que todo lo que hago, que todo lo que hago, que todo lo que hago estaaaá maaal"). Vino a mí ese sentimiento de "oveja negra", que no importa todo lo bueno, sino todo aquello en que has metido la pata (que es algo así como si hubieras metido las cuatro). De ahí que hoy me sientiera tan identificado con esa rola de Smashing Pumpkins.

En este momento del día, puedo sentarme a escribir porque ya pasó lo peor. Afortunadamente, no hay más pendientes por el resto del día. Podré dedicarme al pupilo a mi cargo y a recibir información que necesito para mi guardia de la semana entrante.

Ufff... aun sí, me levante con ganas de odiar a la humanidad. Como con la sensación de que nada podía salirme bien; ya me di cuenta que el papeleo no es lo mío, odio el papeleo, detesto el papeleo... y hoy me tocó hacer papeleo. Me reanimo el trabajo de estimación de proyectos, aunque aun me falta mucho por aprender; Raúl (el encargado de ese departamento) parece interesado en que le siga ayudando, ojala y así sea, porque creo que puede gustarme y por si misma la responsabilidad te lleva a saber de todo.

En este momento del día estoy como mezclado, como donde se junta el mar y el río (ah, Boca del Río... cerquita de Veracruz)... de repente quiero gritar y romper cosas, pero con la misma me invade mucha tranquilidad, como que me dan ganas de salir a abrazar a alguien.

Espero que el juevesitos de hoy haga me vaya a dormir como bebé. No estaría mal... amigos, vino, comida suave, música tranquila, amigos...