lunes, 27 de noviembre de 2006

Hasta el Año Siguiente Steelers

Lunes... ya se me había hecho costumbre eso de no ir a trabajar... ¡cuatro días de fin de semana! Fueron como unas buenas vacaciones de verano, como esas veces que me quedaba sólo a trabajar y no llevaba clases... ahh, eso era lo máximo.

Si no ha sido porque Ramiro me llama hoy para que pase por él, no llego temprano al trabajo.

Ayer no hice gran cosa. Hice de comer una pasta a la poblana, que no es que la haya hecho yo, pero me quedo muy buena. De ahí, me la pase viendo partidos de la NFL todo el día. El momento triste fue ver como Baltimore sacó definitivamente de los play offs a Pittsburgh; ahora sí que ni modo, hasta el año que viene. Se me hace que ahora van a querer echarle la culpa a Big Ben por esto; y no es que no lleve culpa, pero no toda la culpa se le puede achacar. De lo que estoy seguro es que el año que viene... ese puede ser otra vez el año de los Steelers.

Como quiera, los Colts tuvieron un excelente juego; lo único fue que el juego no estuvo completo, porque McNabb está lesionado... habrá quién diga que por eso aun les fue peor a las Águilas. Y si este no fue el Super Bowl de Acereros, pues espero que si de los Potros, por lo menos. De lo que si estoy seguro, es que no debo de apostar... mis expectativas han estado del perro.

En la nochesilla me reporté con Pollo y pues aproveché para caerle y platicar con él un rato. Pues puras malas noticias, pero de eso luego les platico.

Lo que sí es que de ahí Vago y yo nos fuimos a cenar a unos tacos (Taco Rayo... ¡gool!), que ni estaban bueno, ni malos... pero sirven unos piratas. Y pues en la charla nos asinceramos un poco y salió a colación Kenia... todo por unas tortas que están ahí cerca de Sport City, en Calzada del Valle.

Una cosa llevó a otra... entonces me dijo que no fuera wey, y que hiciera un esfuerzo por ir a Veracruz, que para qué me quedaba en ascuas. De verdad... lo estoy pensando... es que no quiero luego maldecirme y escupirme por lento. Veremos qué pasa en las siguientes tres semanas.

Mientras tanto, parece que hay buenas noticias en el trabajo... oh, yeah. Ya les aviso si se arma algo.

Fanny... ooooh yeah, ¿eh?