martes, 5 de diciembre de 2006

Foto Autografiada

Pues yo había visto que alguien había visitado bastantes de mis posts, pero jamás imaginé quién fue, ni por qué...

Pero antes de explicarles a qué viene esa expresión, quiero platicarles que en casa había intercambio de regalos, organizado por Alex para todos los conocidos de teatro. Después de jugar Pintamonos (que más bien era una mezcla de charadas, ahorcado y pintamonos) ingenieros vs licenciados - que perdimos los ingenieros -, comenzó el intercambio de regalos. Como Star no estaba en la ciudad, pues no le di su regaló, cuando regresé se lo entrego.

However... o sea, cómo sea... llego el momento que el compañero Guevara entregara su regalo.* Resultó que su regalo era para mí, lo cual ya era para conmemorarse; metí la mano a la bolsita que traía el regalo y lo primero que vi un un portarretrato, que traía una chava como foto. Me carcajeé mucho porque pensé que ese era mi regalo: un portarretrato que aun tenía la fotografía de muestra. Todos gritaban que mostrara la foto; cuando terminé de quitar bien el papel, mi primera impresión era que la foto era de una chica desnuda, pero como todos estaban chinche y chinche que la mostrara (la foto) tomé pose de edecán en partido de fútbol y comencé a enseñarla... la foto. Entonces el compañero Guevara explicaba: el autógrafo es original, yo la conozco en persona... lastima que no pude traer el certificado de autenticidad, pero la foto es original.

Al final de esto, pude al final ver la foto bien, al mismo tiempo que el compañero Guevara me decía: ¿te gustó Heidi Klum? Así es amables, queridos y fieles lectores. El compañero Guevara me obsequió una fotografía autografiada por Heidi Klum... y en la foto se ve... grrrrrr. A continuación, me explicó que había leído todos los post del blog (que aun lo considero formidable e imposible) para ver si obtenía ideas para regalar. Pero cuando encontró el post ¿Cómo es la mujer que me gusta?, pensó que la fisonomía de Klum era muy similar a la que describía en el post. ¿Sorprendido?, ¡claro!, ¿se dan cuenta hasta donde trasciende ese detalle?

Desde luego que Camarón no se podía quedar con la duda sobre si en realidad el compañero Guevara conocía Heidi Klum o no. "No... no la conozco, la realidad es que compró y vendo autógrafos de celebridades. Este lo tenía ahí y preferí regárselo a este hombre", nos confesó. Así que... Heidi Klum está permanentemente en mi cuarto.

-----

* Hace un año, para el mismo intercambio, mandé una lista de lo que NO QUERIA que me regalaran. En aquella ocasión, el compañero Guevara pensé que era de muy mal gusto, porque lastimaba las buenas intenciones de las personas que regalan.

Este año, mandé la misma lista - actualizada - y en el correo comenté algo como 'Guevara, en realidad no se necesita mucho para darme un buen detalle'.